3.000 personas esperan la ayuda a la que tienen derecho por la Dependencia

Vergeles,ayer, junto al gerente del SEPAD, José V. Granados, y las responsables provinciales. :: J.M. MORENO/
Vergeles,ayer, junto al gerente del SEPAD, José V. Granados, y las responsables provinciales. :: J.M. MORENO

Desde marzo el Sepad ha disminuido en 1.176 las personas pendientes de una valoración e implanta un sistema para mejorar el servicio

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Cada año 800 personas solicitan ser beneficiarias de la Ley de la Dependencia en Extremadura, una de las regiones más envejecidas del país. La Administración regional ha elaborado un plan para intentar, de un lado, resolver cuanto antes esos expedientes y, de otra parte, acabar con la espera que sufren los beneficiarios de la ley cuando se les reconoce una prestación o un servicio. Desde marzo ha adoptado una serie de medidas a las que ahora se suma un incremento de la plantillas de valoración y una mejor organización. El objetivo final es que la Junta no tarde más de tres meses para valorar a cada persona y se reduzca igualmente el tiempo de espera para recibir la prestación o el servicio al que se tiene derecho.

El último dato oficial, aportado ayer por el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, es que hay unas 3.000 personas que estando ya valoradas por la Administración y con derecho a prestaciones o servicios que no reciben ni un recurso ni el otro. Actualmente hay 28.447 de beneficiarios de la dependencia en Extremadura.

«Que la media para resolver expedientes de solicitud de valoración ronde el año es intolerable. Hay que disminuir esa espera. En nuestro programa de gobierno está el compromiso de reducir el periodo de espera para ser valorado a tres meses y lo haremos coordinando a los servicios de atención básica y los equipos de valoración de la dependencia (servicios sociales especializados», subrayó el también vicepresidente segundo de la Junta.

Del mismo modo el Gobierno extremeño persigue reducir «a meses» (sin especificar) el periodo que tarda un beneficiario para recibir un servicio o una prestación que tiene reconocida. En este sentido, el Ejecutivo regional va a ampliar su plan, puesto en marcha desde marzo pasado, para mejorar el desarrollo de la Ley de la Dependencia en Extremadura. De un lado, tendiendo a la simplificación del procedimiento de valoración. De otra parte, organizando mejor el servicio.

Ya, por ejemplo, solo hay una única visita de los equipos de valoración a cada demandante. Del mismo modo, el Sepad ha contratado a cuatro auxiliares más para esos equipos para hacer los estudios económicos. A partir de finales de año se implantarán protocolos específicos entre el SES y el Sepad para determinadas enfermedades que generan situaciones de dependencia en un plazo escaso de tiempo, como las oncológicas o las neurodegenerativas.

En estos momentos, la Administración extremeña tiene pendiente de valorar a 7.193 personas. En marzo, esa lista la conformaban 8.369. «Es una reducción de 1.176 personas. Es importante pero en absoluto para estar satisfechos. Hay que mejorar mucho más. Con nuestra gestión pero también con la financiación obligada del Estado», agregó Vergeles.

Lastre de financiación

El año pasado, la Junta puso el 88% de los fondos para dependencia, y el 12% el Gobierno. La normativa marca que la financiación regional y central debe ir al 50%», concluyó el consejero, quien ayer presentó a Montserrat Rincón y a Ana Martín García como nuevas gerentes del Sepad, respectivamente, de Badajoz y Cáceres.

«Las solicitudes de valoración de la Ley de la Dependencia van aumentando año tras año y han aumentado más en la última legislatura. Por tanto, aquí, en Extremadura, el esfuerzo tiene que ser mayor», indicó. El último dato conocido es que se habían presentado 55.109 solicitudes. Esto es, un 5,14% de la población extremeña, cuando la media nacional es de un 3,9%.

Extremadura además es tras Castilla y León, la segunda región en cuanto al número de solicitudes presentadas para beneficiarse de la Ley de la Dependencia en relación a la población censada.

Más