Más de un centenar de mayores de diferentes pueblos mancomunados celebran la primera fiesta conjunta

El hogar del pensionista organizó por primera vez este encuentro. L.C.G.
JORNADA DE CONVIVENCIA

Los mayores de la localidad se convirtieron este fin de semana en los anfitriones de un encuentro en el que participaron diferentes socios de los hogares de pensionistas de otros pueblos de la Mancomunidad. Más de un centenar de personas compartieron una tarde de convivencia y diversión en el hogar del pensionista. Se trata de una iniciativa que ha puesto en marcha este colectivo de mayores y con la que pretenden mantener la unión entre los diferentes hogares de los pueblos mancomunados.

El presidente del hogar del pensionista, Ciriaco Peña, explica que no existe ningún motivo especial para llevar a cabo esta celebración. "Hemos elegido un día en el calendario para hacer este encuentro que hemos empezado nosotros y esperemos que continúen los socios de otros centros", resaltó.

El salón de actos de este hogar se engalanó para la ocasión. No faltaron las banderas de colores que indicaba que estaban de fiesta. La Coral de la asociación del pensionista de la Plaza Mayor de Cáceres actuó de forma gratuita en este encuentro. Sus integrantes deleitaron al público con numerosas canciones que fueron aplaudidas una y otra vez.

El baile lo amenizó un grupo de músicos con sus acordeones, también procedentes de la misma asociación cacereña. "Es un día que queremos pasarlo bien entre todos, nunca se había hecho esta actividad de forma conjunta y nos gustaría hacer nuevas amistades y conocer a gente", señaló el presidente.

En definitiva, se trata de un intercambio. Esta vez los mayores de otras localidades han sido los invitados. En breve, lo será el colectivo de Casar de Cáceres.

Tras el baile, los mayores disfrutaron de una merienda, en la que compartieron comida y bebida. Este aperitivo fue financiado con los fondos propios del hogar.

Nuevas actividades

De cara al próximo verano están previstas dos excursiones, una de ellas a Valencia de Alcántara y otra a Matalascañas. "A estas excursiones tienen preferencia los socios pero si hay más plazas las pueden ocupar cualquier persona del pueblo", aseguró Peña.

El hogar financia gran parte de estas actividades con las cuotas anuales aportadas por los socios (6 euros), además de subvenciones que reciben del Ayuntamiento, Diputación de Cáceres o la Junta de Extremadura. "Una veces nos llegan las subvenciones y otras no, pero sabemos que son muchas asociaciones y hay que repartir las ayudas y lo importante es que no falten", destacó el presidente de este colectivo. No obstante, estas subvenciones deben ser justificadas con eventos y actividades.

En la actualidad, la nueva directiva la integran seis socios: Ciriaco Peña es el presidente, Fermina Ordiales como vicepresidenta, Leandra Muñoz ocupa el cargo de secretaria, Alejandro Sánchez Tovar es el tesorero, María Mateos tiene el puesto de vocal junto con Felipe Ollero. La labor de estos integrantes es la de coordinar las actividades de todo el año.