Peligra la pesca de la tenca al infectarse la charca de carpines

La Sociedad tomará medidas urgentes para evitar el desastre

Los pescadores están preocupados por el futuro de la pesca en la localidad. L.C.G.
CONTRATIEMPO

Lo peor que podía pasar ha sucedido. Los pescadores han descubierto que en la charca no sólo habitan tencas, sino que desde hace ya unos días pueden capturar algunas piezas de carpines con gran facilidad. Un hecho que, sin duda, hará peligrar la pesca de la tenca a partir de ahora.

Esta situación preocupa bastante a todo el colectivo de aficionados a esta práctica. La Sociedad de Pescadores aún no encuentra una explicación sobre lo sucedido, aunque principalmente se barajan dos hipótesis. Una de las sospechas se centra en que este estanque recibe el agua de otras charcas pequeñas ubicadas en El monte del Casar, "por lo que puede ser que los carpines se hayan introducido en la charca de esa forma", señala el secretario de este colectivo, Javier Ollero.

La segunda conjetura versa sobre el hecho de "que alguien con mala fe haya metido dos o tres carpas en la charca". Sin embargo, no disponen de pruebas y los socios lamentan que esto haya sucedido nada más arrancar la temporada. "La carpa es una especie muy dominante, que se adueña del terreno y se come las huevas de la tenca, con lo cual ésta deja de reproducirse y con el tiempo acabarán desapareciendo", explica Ollero.

El temor a que las tencas se esfumen en sólo unos años y sea la carpa la que predomine en la charca hace que la Sociedad tome medidas urgentes. Lo primero que se va a hacer es limpiar la charca e intentar sacar todas las cantidades posibles de carpa de forma inmediata. "Si es necesario estar una semana trasmallando, estaremos pero no podemos consentir que en unos años no tengamos tencas", dice.

A día de hoy se están sacando pequeñas cantidades de carpas, pero son suficientes para alarmar de la grave situación que puede llegar a originarse.  "Esta temporada no afectará demasiado a la pesca pero en tres o cuatro años sabemos que si no hacemos nada estará infectado de carpas", matiza Ollero.

Este hecho recuerda al sucedido hace unos cinco o seis años, cuando ocurrió algo similar. En aquel momento se vació la totalidad del agua de la charca, acumulándose durante días toneladas de carpas muertas en la zona. Finalmente, y motivado por un problema sanitario, tuvo que tomar medidas en el asunto tanto el Ayuntamiento como la Diputación Provincial. "Eso ocasionó gastos enormes y la situación fue horrible porque desprendía un olor muy fuerte, y no podemos volver a dejar que eso ocurra", sentencian desde la Sociedad de Pescadores.

Esta situación también podría repercutir negativamente en la celebración de la Fiesta de la Tenca, una fiesta tradicional en la que la localidad participa anualmente junto al resto de pueblos mancomunados. Desde el colectivo también indican que "si en unos años no hay tencas no podremos participar en esa fiesta, y eso no lo podemos consentir".