Quince desempleados de la comarca aprenden un nuevo oficio

Para obtener el carné de fontanero autorizado deberán superar un examen de la Junta

Los alumnos han realizado numerosas prácticas en esta materia. L.C.G.
FORMACIÓN

Quince desempleados han aprendido todo lo relativo al oficio de la fontanería. Gracias a un curso gratuito del Plan de Formación de la Comarca, puesto en marcha de forma conjunta por la Asociación para el Desarrollo Integral del Tajo- Salor- Almonte (Tagus) y el Ayuntamiento, estos jóvenes han dedicado el tiempo libre del que disponían a adquirir nuevos conocimientos sobre esta actividad.

Tras realizar el curso, ahora es el turno de presentarse a un examen obligatorio en la Consejería de Industria. Si lo aprueban obtendrán el carné oficial que les cualifica como fontaneros autorizados. El plazo máximo para superar esta prueba es de dos años. Si no lo consiguen, el certificado de asistencia a este curso dejará de tener validez.

Los participantes proceden tanto de la localidad como de otros pueblos de la comarca. Saben que con esta formación podrían disponer de una nueva salida al mercado laboral. El curso se ha desarrollado durante tres semanas, repartidas entre un total de 80 horas teórico y prácticas.

Durante la clausura del curso, los alumnos señalaron que "hemos aprendido mucho, nos ha gustado y esperemos que podamos encontrar algún trabajo relacionado con esto". Precisamente, se trata de uno de los cursos que ha despertado un gran interés entre los desempleados. "Había mucha demanda en los diferentes pueblos, y como había gente de reserva apuntadas decidimos hacer otro curso en Casar", explicó la coordinadora de Formación de Tagus, Rosa Holgado.

"El objetivo de esta acción formativa es ampliar la formación y así diversificar el perfil profesional de los desempleados de la comarca, ya que este tipo de formación ofrece la posibilidad de establecerse como trabajadores autónomos", insisten los organizadores.