Un total de 365 escolares despidieron el curso para disfrutar del verano

El próximo curso se mantendrá el número de alumnos, y disminuirá el de profesorado

Se celebró el acto de graduación de los 35 alumnos de 6º de Primaria con varias actuaciones. L.C.G.
INICIO DE VACACIONES

El curso escolar se dio ayer por finalizado. A las doce de la mañana, los 365 escolares del colegio público León Leal Ramos abandonaron las aulas con caras de felicidad, sabiendo que en a partir de ese momento empezaban las vacaciones de verano. Pero antes, habían pasado una mañana lúdica y festiva.

En concreto, los alumnos de 6º de Primaria representaron dos obras de teatro en el salón de actos de la Casa de Cultura, que estuvo repleto de alumnos de los diferentes cursos. Entre el público también se encontraban algunas madres y abuelas que quisieron estar presentes en las actuaciones donde sus hijos y nietos eran los protagonistas. Además, los escolares que el próximo año pasarán al instituto deleitaron a sus compañeros con un concierto de flauta, donde interpretaron algunas bandas sonoras, entre ellas, la conocida de la película Titanic. Finalmente, los 35 alumnos del sexto curso recibieron una orla, tras graduarse en Educación Primaria.

Aunque los alumnos dejan las clases, los profesores aún tienen tareas importantes que realizar de cara al próximo curso que se iniciará en septiembre, al mismo tiempo que deben dar por concluidas las cuestiones relativas al presente curso. Los alumnos recogerán las notas el próximo 29 de junio, y un día antes está previsto que se reuna el Consejo Escolar. Los profesores también darán algunas recomendaciones que consideren oportunas a sus alumnos. "En general el índice de asistencia ha sido alto y no ha habido situaciones graves de absentismo escolar este curso", explicó el director del centro, Pedro Caminero.

De cara al próximo curso, ya se ha perfilado alguna novedad. La más importante es la puesta en marcha de un aula matinal, con el fin de favorecer a las familias que trabajan y no tienen  con quien dejar a sus hijos a primeras horas de la mañana. El aula se abrirá a las 7.45 horas y unos monitores se encargarán de atender a los colegiales que acudan al centro hasta las 9.00 horas, momento en el que comenzarán las clases habituales.

En la actualidad hay 27 profesores destinados en este colegio, pero a partir de septiembre, el centro contará con algunos menos. "Habrá dos profesores menos debido a la situación de crisis y a las restricciones que estamos teniendo", señaló Caminero. Sin embargo, el número de alumnos se mantiene con respecto a este año, y serán 43 los menores de 3 años que pasarán de la guardería 'Zarapico' al área de Educación Infantil de este centro.