Los cursos de natación comienzan con más de una veintena de niños

Se prolongarán durante cuatro semanas consecutivas

Los niños disfrutaron del primer día de cursos, acompañados de sus monitores. L.C.G.
OCIO

Los cursos de iniciación y perfeccionamiento a la natación congregaron ayer a más de una veintena de niños en la piscina municipal. Estos cursos que son ya un clásico cada verano resultan indispensables para los más pequeños que necesitan aprender las técnicas para disfrutar en la piscina sin necesidad de usar flotadores o manguitos.

En total quince participantes se han inscrito en la primera quincena del curso de iniciación, mientras que ocho menores lo han hecho en el de perfeccionamiento.

Los más pequeños desarrollaráno durante estos días las actividades en el agua con diversas dinámicas de grupo. "Para ellos es el primer contacto con el agua en un curso de este tipo", señaló Fran Campón, uno de los monitores de estos cursos.

También es habitual que algunos niños que se inscribieron en estos cursos el pasado verano repitan de nuevo la experiencia para conseguir una mayor seguridad en el agua. "Hay muchos padres que han querido que sus hijos repitan este verano para que se suelten más", aclaró el monitor.

Durante las dos semanas que dura el curso, los alumnos realizarán las prácticas en las tres piscinas de diferentes tamaños que integran el recinto municipal. Asimismo se tendrá en cuenta la habilidad demostrada por cada uno de ellos, y serán los monitores quienes decidan con qué grupo deben estar. "Si vemos que hay algún niño que destaca en el curso de iniciación lo pasamos al de perfeccionamiento, y también si ocurre lo contrario que el de más avanzado está más flojo lo pasamos al de iniciación", puntualizó.

Durante un mes tres monitores serán los encargados de impartir las diferentes convocatorias de los cursos, todos ellos en horario de mañana, y previo a la apertura de la piscina al público.