Más de 60 nuevas solicitudes para ocupar una plaza en el centro infantil

Un total de 80 niños han estado matriculados este año

La guardería cerrará sus puertas el próximo 31 de julio, y abrirá el 1 de septiembre. L.C.G.
EDUCACIÓN

El centro infantil Zarapico supera las más de 60 nuevas solicitudes para inscribirse en el próximo curso. El plazo de entrega de la documentación de los más pequeños para conseguir una plaza concluye hoy. Así, las listas de espera se mantienen como cada año.

En este centro tienen preferencia los niños con padres trabajadores. Además existe un baremo que se tiene en cuenta de forma previa a la selección. Por ejemplo, en este caso es importante si la familia es o no numerosa, si el niño tiene o no hermanos o si es familia monoparental. Muchos de los niños que llegan al centro son bebés, y los hay que no superan los cuatro meses de vida.

En este curso, que finalizará este mes, se han matriculado un total de 86 niños de 0 a 3 años. De ellos, 43 pasarán al segundo ciclo de infantil en el colegio público León Leal Ramos. Además la novedad ha sido la apertura de una nueva zona destinada a los bebés, cuyas instalaciones están adaptadas a sus necesidades. "Ahora tenemos un espacio sólo para los bebés porque tienen unas características especiales y necesitan un espacio más particular", indica la directora, Artemia Rey.

El centro se abre a las 7.15 y se cierra a las 16.00 horas. Casi la mitad de los niños matriculados se benefician de las instalaciones durante la jornada completa, realizando las comidas diarias en el comedor del centro. El resto permanecen durante las tres horas centrales, desde las 10 hasta las 13 horas. Sin embargo, en el mes de julio la demanda de plazas se reduce a la mitad. Según explica la directora "en julio los padres cogen vacaciones, se abre la piscina y nos quedamos con la mitad de los niños, porque es otra rutina diferente".

El centro infantil surge como un proyecto educativo para ayudar a los niños a través de las unidades didácticas. Nueve educadoras se encargan del cuidado de los niños, dos por cada aula. "Intentamos coger el máximo de niños cada año pero no podemos sobrepasar la ratio de alumnos por clase que dice la ley", señala la directora.

No obstante, consideran que sería necesario ampliar la jornada laboral a las maestras que están contratadas a media jornada. "Necesitamos que amplíen el contrato de las maestras que tienen una jornada de cinco horas porque tenemos proyectos que tienen mucho trabajo de preparación y muchas veces tienen que venir por las tardes, fuera de su horario", puntualiza.

El centro cerrará el próximo 31 de julio, mes en el que aprovechará para realizaá la limpieza general y así poner a punto las aulas. Abrirá de nuevo sus puertas el próximo 1 de septiembre, día en el que está prevista una reunión con los padres de los niños que tendrán una plaza en este centro.