La Hermandad de Santiago pretende recuperar la tradición de la velada

Los actos en honor al Apóstol se celebrarán hasta el próximo 25 de julio

Imagen de Santiago a caballo ubicada en la ermita de la localidad. L.C.G.
CELEBRACIÓN RELIGIOSA

Los actos en honor a Santiago Apóstol ya han comenzado. Desde ayer tienen lugar los cultos religiosos en la ermita del Santo. Durante toda la semana se celebrará el rezo del rosario a las 20.30 horas, tras el cual tendrá lugar la misa y la novena que será oficiada por el Padre Resti.

Para los días centrales de esta festividad está prevista la tradicional misa de ofrendas, el próximo 23 de julio. Ese mismo día la Hermandad de Santiago Apóstol organizará la tradicional mesa de en la que se pondrán a la venta los productos donados por los ciudadanos con el fin recaudar fondos para el mantenimiento de la ermita.


"Toda la recaudación obtenida en la mesa se destina a la ermita para poder mantenerla o hacer algunas actuaciones", apunta Alfonso Aguilar, integrante de la junta directiva de la Hermandad. Con la recaudación del pasado año se han repuesto las estaciones del Vía Crucis de la ermita.

Otra de las actuaciones que se pretende llevar a cabo será la construcción de un aseo en junto a la sacristía porque "la gente lo está demandando y queremos que haya más cultos durante el año", señalan.

El domingo, día 24, será la velada, una de las tradiciones que hace décadas estaba muy arraigada en la localidad y que con el paso del tiempo ha ido en decadencia. La noche de la velada los niños recopilan chatarra y latas para ser arrastrada con bicicletas, a pie o con pequeños carros. "Antiguamente los niños arrastraban muchas latas pregonando que eran las fiestas del Santo y estamos intentando que se mantenga esa tradición que se estaba perdiendo un poco", concreta Aguilar. Desde la directiva animan a que los niños improvisen farolas artesanales con sandías.

El lunes día 25 tendrá lugar la procesión del Santo por las calles Larga Baja y Santiago. En esta ocasión saldrá la imagen de Santiago peregrino, una talla adquirida por la Hermandad hace ocho años al escultor sevillano Francisco Berlanga de Ávila. Anteriormente la imagen que salía en procesión era la del Apóstol sobre caballo. "Santiago a caballo, popularmente conocido como Santiago matamoros, es una talla muy antigua que formaba parte de un retablo y que a mitad del siglo XX se adaptó para que pudiera salir en procesión", explica este integrante de la directiva.

A día de hoy, la Hermandad de Santiago la ostentan durante cuatro años un grupo de ocho personas que comenzaron de forma voluntaria tras dejar el cargo la anterior directiva. Actualmente hay más de 200 hermanos que conforman esta agrupación y que tienen una gran devoción por este Santo. No pagan cuotas anuales.