El buen tiempo acompañó a los casareños en la romería de la Virgen

El dinero recaudado con la rifa de un potro servirá para arreglar desperfectos de la ermita

Un grupo de la charanga local recorrió la romería animando con sus canciones. L.C.G.
DÍA DE CONVIVENCIA

La romería de la Virgen del Prado logró reunir como cada año a centenares de personas en las proximidades de la ermita. Tras nueve días en la parroquia Nuestra Señora de la Asunción, la patrona regresó ayer a su ermita del campo, en donde permanecerá hasta el próximo año.

A mediodía los devotos asistieron a la misa de romería, organizada por los integrantes de la Cofradía Nuestra Señora del Prado. Los grupos de familiares y amigos se ubicaron en diferentes zonas del paraje del Prado, próximo a la ermita. Allí disfrutaron de un día de convivencia, tranquilo y relajado. El buen tiempo acompañó en la celebración de esta fiesta.

Pocos puestos ambulantes y atracciones infantiles, y un único bar hicieron acto de presencia en la romería. Este hecho sorprendió a los casareños, ya que años atrás había diferentes casetas con música a las que se podía acudir, y más puestos en los que poder comprar. Tampoco hubo demasiada gente haciendo el camino. De hecho, los grupos de jóvenes se pudieron ver desde mediodía por la zona de la ermita y en sus alrededores. Y quienes realizaron paradas a lo largo del trayecto reconocieron a este diario que "no ha habido mucha gente, no ha sido como otros años, y parece que ya prefieren venir directamente al campo", señalaron algunos jóvenes.

A esta cita no faltaron amantes de los caballos, quienes desfilaron de forma conjunta por las inmediaciones de la romería. También lo hicieron en carrozas, que causaban expectación entre los presentes. Por la tarde, la novedad fue la rifa de un potro, donado por el vecino Javier Cebrián a la Virgen del Prado. El número agraciado fue el 1.312, escogido por varias manos inocentes. El ganador, cuya identidad aún no se conoce, podrá elegir entre quedarse con el animal o cambiarlo por 300 euros que el devoto que lo ha donado pagará en el caso de aceptarse el animal.

En cualquier caso, la Virgen dispondrá de los 2.000 euros recaudados de las dos mil papeletas vendidas a un euro cada una. Desde la Cofradía apuntan que ese dinero podría destinarse al arreglo de la terraza de la ermita, en el que existen importantes problemas de humedad. Los integrantes de la Cofradía, un total de ocho matrimonios y los mayordomos, pusieron también a la venta los diferentes productos de la Virgen del Prado.

El Diario HOY también estuvo presente, por primera vez en esta romería. Los casareños mostraron un gran interés por el periódico en el que aparecía la patrona en portada, y con el que se hacía entrega de un abanico al precio de un euro.