PSOE y PP piden disculpas por los incidentes ocurridos en el pleno de julio

El Ayuntamiento percibe casi un 50% menos de ayudas para el fomento de empleo

La segunda sesión plenaria celebrada anoche discurrió con normalidad en cada intervención. L.C.G.
SESIÓN ORDINARIA

Si el pleno del pasado mes de julio terminó con el encontronazo de los dos partidos políticos que forman la Corporación, el de anoche comenzó de la mejor forma posible. PSOE y PP mostraron sus disculpas públicamente por los incidentes ocurridos en la primera sesión ordinaria de la legislatura.

Primero fue el portavoz del Partido Socialista, Juan Andrés Tovar, quien pidió un turno de intervención nada más comenzar la sesión. "Yo fui uno de los que me equivoqué y quiero pedir disculpas a la Corporación en general y a los ciudadanos, y sólo puedo responsabilizarme de mis actos y no de los de los demás", dijo. Asimismo recalcó que en el acta de dicha sesión plenaria no se especificó todo lo sucedido, por lo que resaltó que "falta una parte del incidente".

También el número uno de la lista popular, José Ramón Hidalgo Vicho, reiteró las mismas disculpas, las cuales fueron dirigidas "a los ciudadanos a los que representamos para que no se vuelva a repetir esa situación a la que llegamos".

Hay que recordar que en el pleno del pasado mes de julio Tovar calificó de "gentuza" a los concejales populares, tras una disputa en el turno de ruegos y preguntas entre los portavoces de ambos partidos. La sesión terminó con el enfado de todos los concejales y la marcha de los populares antes de dar por finalizado el pleno. Por este motivo anoche el alcalde, Florencio Rincón, invitó a reflexionar lo que ese día pasó y aseguró que "quizás tenga que pedir también disculpas por no haber estado más rígido en ese pleno". Asimismo consideró que "el acta debería haber reflejado mejor todos los hechos ocurridos ese día", en el que se especificaran tanto las palabras del PSOE como las del PP.

Menos dinero para empleo

Al margen de las disculpas, en el segundo pleno ordinario se informó de las actuaciones llevadas a cabo en los dos últimos meses, y al mismo tiempo se dieron a conocer algunas noticias. Noticias que, en algunos casos, aunque no son las más optimistas para el Ayuntamiento, son recibidas de la mejor forma teniendo en cuenta los tiempos de crisis que azotan a la sociedad. En concreto, se trata de la concesión de la subvención al Programa Fomento de Empleo, que este año se ha reducido casi en un 50% con respecto al año pasado.

En total el Ayuntamiento ha percibido la cantidad de 163.000 euros, 152.000 euros menos que en 2010. El pasado año con los 315.000 euros de ayudas se pudo contratar a 50 personas. Ahora, con la nueva aportación el Ayuntamiento prevé la contratación de 21 trabajadores.

En el apartado relativo al programa de ayudas a las Mancomunidades Integrales también existe una reducción importante, ya que de 135.000 euros recibidos el pasado año, que sirvieron para dar empleo a 12 personas, esta vez habrá que conformarse con 48.000 euros para un máximo de cuatro puestos de trabajo. "Para nosotros es un disgusto y malestar porque no se podrán realizar las contrataciones que hemos venido realizando, y afectará directamente al desempleo y a la prestación de servicios", indicó el alcalde, Florencio Rincón.

Servicio limpieza centros educativos

Otro de los puntos del orden del día fue la aprobación del expediente de contratación del servicio de limpieza de los centros educativos del Ejido de Abajo. Actualmente hay dos empleados para el centro infantil Zarapico, y cuatro para el Colegio Público León Leal Ramos. La empresa que opte a este contrato para los próximos cuatro años deberá someterse a unos criterios de selección, entre los que destacan el precio, si es o no una cooperativa o empresa de economía social, si ofrecen mejoras y si están en posesión del certificado de calidad para desarrollar este servicio.

En esta ocasión se ha incluido la 'bolsa de horas' por si sucede algún imprevisto en los contratos del personal. Esta propuesta, presentada en la comisión informativa por el Partido Popular, fue llevada a pleno. Sin embargo, los populares votaron en contra de la aprobación de este expediente puesto que consideran inoportuno el criterio en el que se tiene en cuenta la valoración de los aspirantes que sean cooperativas o empresas de economía social. "El PP no va a juzgar nunca nada en contra de una empresa", señaló el edil José Lorenzo Rocha.

Finalmente, con cinco votos a favor del PSOE (uno menos por la ausencia en pleno del concejal José Manuel Tovar) y cinco en contra del PP, y teniendo en cuenta el voto de calidad del presidente que apoya directamente a la propuesta socialista, se aprobó este expediente de contratación.

Liberación concejal

En esta sesión plenaria también fue aprobada la liberación de la Primer Teniente de Alcalde, Soledad Tovar, quien tendrá una retribución bruta mensual de 1.638,75 euros, y 14 pagas anuales. Sobre este asunto la concejala Dolores Ollero puntualizó que "el volumen de trabajo en el Ayuntamiento necesita de la atención diaria de una persona que atienda las necesidades, y hoy día nos resulta imprescindible la dedicación exclusiva de esta persona". El PSOE votó a favor, y el PP se abstuvo.

Ruegos y preguntas

En el turno de ruegos y preguntas el Partido Popular presentó casi una veintena de peticiones y réplicas. Entre ellas insistieron en la prioridad de contar con una Oficina municipal de empleo, una de las propuestas que los socialistas incluían en su programa electoral. El alcalde señaló que el agente de desarrollo local es quien a día de hoy se encarga de asesoramiento y temas relacionados con las contrataciones, por lo que "será complicado contratar a nadie más con las perspectivas de empleo que tenemos, aunque este servicio se va a independizar del Ayuntamiento".

Otro de los ruegos del PP fue la solicitud de un despacho en el Ayuntamiento para atender las peticiones de los ciudadanos, a lo cual el alcalde respondió que "no hay ningún espacio disponible para ello a día de hoy". Así Rincón destacó que los grupos municipales perciben una subvención de unos 4.000 euros al año con cargo a los presupuestos del Consistorio, por lo que "con esos recursos se puede alquilar un local ya que ahora mismo ninguno podemos disponer de esa sala independiente en el Ayuntamiento".

Sobre el tema educativo los populares plantearon la posibilidad de que la directora del centro infantil Zarapico tenga dedicación exclusiva a las tareas administrativas, una propuesta que fue denegada por los socialistas ya que "cada día nos cuesta más a los casareños mantener ese centro". Así el alcalde concretó que el pasado año eran 85 niños los que estaban matriculados y este año son 70, siendo la plantilla de educadoras las mismas, un total de nueve.