Aumenta la población de árboles en la zona de la charca

Cada final de año se les atribuyen a los recién nacidos

El municipio casareño siempre ha destacado por la gran arboleda en diferentes parques y zonas verdes. Desde ayer, hay 90 nuevos árboles plantados en la zona de la charca. En total, nueve variedades, de hoja caduca, que propiciarán una sombra óptima en un futuro.

De este trabajo se han encargado los trabajadores de jardines del Ayuntamiento de la localidad, quienes aseguran que son árboles que se adaptan muy bien al clima de la región. Quienes paseen por esta área repoblada podrán ver acacia, acer, almez, catalpa, fresno, melia, morera, plátano y sófora. Esas son las diferentes variedades que han sido adquiridas en esta ocasión.

Además de contribuir con el medio ambiente, los árboles tendrán el mismo fin que se ha mantenido en los últimos cinco años. Servirán para dar nombre a los niños que nazcan durante los próximos tres años.

Los árboles cuentan con un sistema de riego localizado. El principal problema puede llegar a ser el vandalismo ya que, según apuntan los trabajadores, el pasado año se sustrajeron un total de 372 sistemas de goteo, los cuales han tenido que ser repuestos. Por ello advierten que aumentarán la vigilancia para evitar que este hecho vuelva a producirse.

Alrededor de una decena de árboles han sido ubicados también en el parque del Egido de Abajo, con los que se culmina la plantación en esta zona.