Las murgas se consolidan como la tradición que más hace reír

A lo largo del año las novedades que se van sucediendo en el pueblo puede terminar siendo motivo de murgas. Y este año no iba a ser menos. Así fue. Los trabajadores de limpieza viaria, el derrumbe del techo del colegio de Infantil y el Diario HOY fueron algunos de los temas más parodiados anoche.

El salón de actos de la Casa de Cultura estaba hasta la bandera. Arriba, abajo, en los pasillos, en primera fila, en las escaleras próximas al escenario, en el propio escenario, tras él. Todos querían escuchar los temas más atrevidos y comprometidos del año.

El primero en salir al escenario fue el grupo de Primaria del colegio público León Leal Ramos. 'Los ramitos' actuaron por primera vez, gracias a la iniciativa llevada a cabo por dos jóvenes de la localidad, Teresa Pérez y Amalia Vaquero, quienes propusieron que sean los niños desde pequeños quienes se involucren en este tipo de tradiciones para que no se pierdan. En total consiguieron que 40 escolares representaran sus primeras murgas. Una de ellas se centró en el desplome de una bovedilla del techo de las aulas de infantil. La otra fue dedicada a los barrenderos de la localidad.

'Los titiriteros' nada más comenzar aclararon que de lo que se trataba era de hacer parodia, alejados de las críticas, acercándose a lo cómico. Sacaron a la palestra más de una historia, entre ellas, la de Regino el municipal, la de la periodista del Diario Hoy, representada por María Tazón en el papel de Lucía Campón, o la de la nueva propietaria de uno de los establecimientos de la localidad. En el escenario también se acordaron de la charanga local 'Semos la leche.com', y de la profesora Doña Toñi, de Religión. Los jóvenes aprovecharon la ocasión para resaltar que "vivimos en un pueblo fantasma", donde la fiesta se la tienen que buscar "en las casinas donde hacemos botellón".

En el ámbito nacional, no se olvidaron de Iñaki Urdangarin, con la polémica que le llevará a los tribunales el próximo 25 de febrero. Tampoco quisieron pasar por alto la crisis que afecta a todos los españoles, y a muchos casareños. "La crisis en nuestro pueblo está haciendo mucho daño", cantaban. La ley antitabaco, que las pasadas Navidades causó gran crispación entre los ciudadanos, también fue resaltada por este grupo.

El tercer grupo y último fue el integrado por 'Los languarones', quienes se centraron en la figura del alcalde Florencio Rincón, los cacahuetes del bar de Susi, el Luxor, los peregrinos y hasta la apreciada Pola, a la que recordaban ya no está en los portales de la plaza. Antes de finalizar preguntaron sobre el nuevo hotel rural, aún sin inaugurar, y que posiblemente puede ser para que algunos casareños encuentren trabajo.

El acto finalizó con el peditorio de los bujacos. El grupo de amigos de la peña El viaje interpretó una de las escenas más esperadas de la noche. Ataviados como si de familia gitanas se trataran, convinieron tras varias trifulcas que Obrayan y Melodyn, se casen mañana, a las 18.00 horas ante la presencia de todos los vecinos.

La charanga puso el punto y final a una noche llena de risas, y con su música trasladó a todos los asistentes hasta la caseta municipal. Allí la fiesta continuó hasta largas horas de la madrugada.