El desfile de disfraces infantil congrega a centenares de personas

Gran diversidad de disfraces en la jornada de ayer. L.C.G.
A los niños les apasiona disfrazarse de nuevos personajes cada año. En el desfile infantil tienen la oportunidad de hacerlo, y compartir buenos momentos con sus amigos.

Ayer por la tarde el lugar de partida fue la Casa de Cultura, el desfile se prolongó por el Paseo de Extremadura y la calle Larga hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento.

Sin embargo, niños y mayores echaron en falta la música para amenizar el recorrido. "Queda muy soso y los niños disfrutarían más con algo de música", señalaban algunos padres. La música le aguardaba junto al albergue de los peregrinos. Allí se improvisó una zona de baile, donde los disfraces adquirieron gran protagonismo.

La organización repartió numerosas bolsas de chucherías nada más iniciar el desfile. Pero hubo padres que destacaron la escasez de este obsequio porque no llegó a todos los niños.

Quizás la gran cantidad de participantes en el desfile fue la nota destacada del día de ayer, donde la diversión primó por encima de todo lo demás.