Víctor Janeiro logra el indulto del último toro en la plaza casareña

Consiguió los máximos trofeos simbólicos, las dos orejas y el rabo. L.C.G.

Un novillo de la ganadería de Zalduendo ha sido indultado esta tarde en la plaza de toros de la localidad por el diestro Víctor Janeiro. Se trataba del último toro de los cuatro destinados al mano a mano entre el matador gaditano y Canales Rivera en este festejo de las fiestas del Ramo.

No es el primer toro que se indulta en el coso del municipio. Hace tres años el diestro cacereño Emilio de Justo lo hizo con un animal de la ganadería de Guadalest que, según fuentes municipales, tras estos años aún sigue vivo.

Janeiro, quien en su primer toro no consiguió los resultados esperados, se hizo con los máximos trofeos simbólicos, las dos orejas y el rabo. El público pidió de forma insistente el indulto del animal, que pudo regresar vivo a los corrales. Janeiro dio una vuelta al ruedo arropado por los aplausos del público que supo premiar la faena de su segundo toro.

La actuación de Canales Rivera fue poco aplaudida, con reiterados fallos con la espada, y hubo momentos en los que el matador y el público se cruzaron serias miradas. Al final, Rivera pidió perdón a los asistentes, y estos reaccionaron con una gran ovación antes de marcharse del coso.

Los organizadores confirmaron la asistencia de unas 800 personas, según precisaron, "un aforo muy flojo" teniendo en cuenta el cartel de la tarde.

El encuentro culminó con la suelta de un toro al estilo tradicional para todos los aficionados.

Mañana, lunes, día de fiesta local tendrá lugar la lidia al estilo tradicional de dos toros y dos vacas. Será a las 19.00 horas. El precio de las entradas es de 8 euros para los adultos, 6 para los jubilados, y 3 para los niños de entre 4 y 13 años.