El PP critica la carta enviada por el alcalde junto al recibo del agua

El último recibo del agua parece que está dando que hablar en la localidad. No sólo por la subida que conlleva el canon de saneamiento, sino por las opiniones que le merecen a los dos partidos políticos de la localidad.

El Partido Popular, en nota de prensa, recrimina que el alcalde, Florencio Rincón "utilice el poder de la alcaldía para hacer un uso partidista y sectario de la empresa que presta el servicio de aguas en nuestro municipio". Así, critican que el Ayuntamiento haya enviado a todos los hogares una carta "llena de demagogia y mentiras" junto con el recibo del agua. Por eso señalan que "el alcalde de Casar se ahoga con los recibos del agua".

En ese escrito, firmado por el alcalde, se hace referencia al 'Canon de saneamiento', dando a conocer la subida a la que se refiere este nuevo impuesto, que establece una cuota fija de 2 euros al mes por contador más una cuota variable en función del consumo de cada hogar.

En la carta se informa que, según los cálculos realizados por los servicios municipales, "los vecinos de Casar de Cáceres verán incrementadas sus facturas, a partir de este recibo y mientras siga en vigor este injusto canon, enter el 40 y 60%, incremento que en ningún caso va a parar al Ayuntamiento o a la empresa concesionaria del servicio, sino que se transfiere a la Junta de Extremadura".

"Quiero manifestar mi rechazo y el del equipo de gobierno de este Ayuntamiento ante este nuevo impuesto que, en una situación de crisis económica y con un importante número de familias en paro, no hace otra cosa que gravar la maltrecha economía de los ciudadanos", finaliza el alcalde.

Por contra, los populares aclaran que el canon del agua es una tasa implantada por la Unión Europea, y "nace hace muchos años por un principio de solidaridad entre pueblos y por la preocupación de un uso racional del agua". Explican que fue en 2007, con el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero, cuando se aprobó el Plan Nacional de Calidad de las Aguas: Saneamiento y Depuración para ser implantado antes de 2015. "Todos los gobiernos se pusieron manos a la obra mientras que el de España, ya sabemos todo lo que estuvo haciendo", resaltan.

Y añaden que solo quedan dos comunidades autónomas por implantar el canon, Castilla la Mancha y Extremadura, "ambas gobernadas durante años por la irresponsabilidad del PSOE".

"Hay que reconocer que el Canon de Saneamiento va a suponer un incremento del recibo del agua, pero en ningún caso en los porcentajes exageradamente altos que se esta trasladando desde la alcaldía de nuestro pueblo", puntualizan desde el PP.