Continúa la tradición de velar al Santísimo la madrugada del Viernes Santo

Se encargan de este cometido los mayordomos y diputados de la Cofradía del Santísimo

La Cofradía del Santísimo tiene una labor importante en la Semana Santa. Su principal cometido es velar la imagen a la que representan la madrugada del Viernes Santo, hasta la hora del Santo Entierro. De ello se encargan este año los actuales mayordomos y diputados, que desde el pasado mes de junio ejercen su mandato. La mayordomía está representada por Teodoro Barrantes y Pilar Conejero. Junto a ellos están los diputados Gregorio Tovar y Amadori Sanguino, David Lucas y Lidia Villa, Julio José Gómez y Ana Pacheco y Norberto Villa y Belén Mendo.

 

Permanecerán junto a la capilla del Santísimo nada más concluir la procesión de Jueves Santo, a partir de la denominada 'hora santa', y hasta el momento de la celebración de la procesión del Santo Entierro. Se trata de una tradición muy arraigada en la localidad, y cuya experiencia ya conocen muchos matrimonios casareños. Aunque no se encargan de organizar la procesión de la tarde de Viernes Santo sí representan a la Cofradía en la misma, ya que la Vera Cruz les cede cuatro banzos para que porten la caja del Cristo. Estos días también se encargan de acondicionar la capilla del Santísimo, al igual que la mantienen durante el resto del año.

 

Durante el año la Cofradía también participa en los Domingos de Minerva, que se celebran los terceros domingos de cada mes. El mayordomo y los cuatro diputados realizan una breve procesión con el estandarte y los faroles por la parroquia, durante la celebración de la misa.

 

La tercera de sus funciones es la de estar presentes en la procesión del Corpus Christi en el mes de junio, fecha en la que son ellos quienes nombran a sus sucesores en el cargo.