El alcalde escribe una carta a los vecinos tras el hallazgo de los huesos humanos

Una semana después del hallazgo de restos de huesos de humanos en la escombrera del municipio, el alcalde, Florencio Rincón, ha hecho pública una carta dirigida a todos los vecinos.

En primera persona, el primer edil, explica la semana de "sorpresa y desconcierto" vivida en el municipio, en la que "se han lanzado dardos envenenados contra las diferentes personas implicadas y sus familias".

Rincón expresa su sentir a todos los ciudadanos porque, según indica, "mi honestidad es lo que me sostiene y me exige hacerlo así". Según detalla en este escrito (a lo largo de un folio y con letra media) se viven días de consternación "por todo lo que se está especulando al respecto". En este sentido hace alusión, una vez más, a que la gestión del cementerio es parroquial, y no municipal pero que, pese a ello, cuando la Guardia Civil inició las investigaciones puso a su disposición todos los medios municipales y personales necesarios.

Asimismo apoya al sepulturero, Antonio, del que asegura "no tengo duda sobre su buen hacer  y el respecto con el que desarrolla sus funciones". Por eso, defiende que "a nadie de nosotros se nos ocurría con nuestras facultades sanas y de manera intencionada profanar los restos de nuestros seres queridos". Igualmente defiende la honorabilidad del gestor del cementerio, Julio Ollero, y del párroco, de quienes sabe "lo están pasando muy mal porque yo también lo estoy viviendo".

El escrito se puede leer íntegramente también a través de las redes sociales del Ayuntamiento de Casar de Cáceres, o en la propia página web del Consistorio.