Las lagunas de la antigua depuradora de aguas residuales serán convertidas en zona de ocio

Arriba, imagen actual de las balsas; abajo, el nuevo proyecto que se pretende realizar. CEDIDA

El pleno aprobó el pasado 31 de marzo la propuesta del proyecto para la restauración ambiental de los terrenos ocupados por las lagunas de la antigua depuradora de aguas residuales, ubicada a 2,5 kilómetros del municipio.

El proyecto lo acometería en su totalidad la Confederación Hidrográfica del Tajo, con quien el Ayuntamiento ya ha mantenido reuniones previas para solicitar, en primer lugar, el vaciado de las lagunas y su limpieza, tras las obras de la nueva depuradora ya finalizadas. Así se procederá al desecado natural de los lodos existentes.

Las cuatro balsas serán integradas en un único embalse, y quedará una superficie de 35.000 metros cuadrados, con una profundidad medida de un metro y medio. Esta zona rodeada de zonas verdes, para que crezca vegetación y se puedan plantar árboles de diferentes características, entre ellos, encinas y alcornoques.

Una de las ideas que se plantean es convertir esta zona en un estanque para la cría de las tencas, aunque podría funcionar también como área de recreo o destinado a la pesca deportiva. El proyecto incluye una zona de islotes interiores y península para el anidamiento de pájaros.

El alcalde, Florencio Rincón, asegura que además de recuperar esta zona se crearán puestos de trabajo. "El agua de la depuradora pasará limpia al nuevo embalse y desde la charca se desviaría al regato de La Aldea cuando se quieran vaciar o limpiar", explica.

El Consistorio se compromete a instalar el sistema de riego por goteo una vez que esté finalizada la zona de arbolado. "Es uno de los proyectos que más ilusión me hacía pero lo aprobamos justo cuando ya me voy del Ayuntamiento", resalta el primer edil.