El albergue del pantano acoge un centro para 26 menores extranjeros sin referente familiar

Visita oficial de promotores y colaboradores, ayer, en el centro. CEDIDA/
Visita oficial de promotores y colaboradores, ayer, en el centro. CEDIDA

Es el primer centro de Menas a nivel nacional, y contará con una veintena de profesionales a cargo de los menores

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Se llama centro TECUM, y está ubicado en el albergue del pantano viejo de Casar de Cáceres. A partir de junio acogerá a 26 menores migrantes sin referente familiar, a quienes también se les conoce como menores extranjeros no acompañados (Menas).

El albergue, que se encuentra próximo al pantano, ha sido adaptado y remodelado para dar el mejor entorno a los nuevos inquilinos. Antes también había sido la casa de otros menores acogidos por la Junta de Extremadura.

Ayer el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, visitó este centro acompañado de la directora general de Políticas Sociales, Infancia y Familias, Carmen Núñez, y el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, Aurelio Blanco, junto al alcalde de la localidad, Rafael Pacheco.

En este acto de presentación de este centro pionero en España, el consejero precisó que «todas las administraciones deben contribuir a la atención de estos menores que vienen de Europa en busca de un futuro mejor que el de sus países de origen».

Según indican desde el Consistorio, se han alquilado las instalaciones a la empresa Meridianos, que será la encargada de desarrollar el programa de atención socioeducativo integral, y que además se compromete a priorizar la contratación de personal de Casar de Cáceres.

Por su parte el Ayuntamiento implicará a los menores en actividades deportivas y culturales que se lleven a cabo en la localidad. «Para que se conozcan las instalaciones, la semana próxima se invitará a las asociaciones y colectivos locales a visitar el centro y recibir la información desde los responsables del centro», explican desde el Ayuntamiento.

En este centro trabajarán una veintena de profesionales especializados, entre ellos, psicólogo, educares sociales, coordinador de retorno, auxiliares técnicos educativos y un director.

El trabajo desarrollado estará supervisado por el Servicio de Protección y Atención a la infancia de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales. Entre los programas formativos y laborales que se llevarán a cabo serán un taller de agricultura ecológica, de mantenimiento de edificios y de cocina.