Los alumnos del IESO asisten a una jornada de reforestación en La Charca

Se han plantado alrededor de 300 árboles, donados por la Junta, y que en unos cinco o 10 años darán buena sombra

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Los alumnos del IESO Vía de la Plata han disfrutado hoy de una jornada diferente y vinculada al Medio Ambiente. Todos los cursos de Educación Secundaria y de Formación Profesional han sido partícipes de la iniciativa que el colectivo casareño Gaia Amigos de la Tierra ha llevado hoy a cabo en la zona de La Charca.

Alumnos y profesores se han encargado de plantar alrededor de 300 árboles, donados por la Junta de Extremadura. El equipo de trabajadores del área de jardines se ha encargado de poner a punto la zona que se ha reforestado, y ha hecho entrega de herramientas a los participantes. Muchos han indicado que era la primera vez que plantaban un árbol y han tenido que aguantar el peso de los picos y las palas. Aún así han disfrutado de la experiencia. «Es la primera vez que plantamos un árbol, nos han dicho que después de enraizarlo bien hay que compatar la tierra», ha explicado uno de los grupos.

Todos ofrecerán sombra a partir de los próximos cinco años. Entre las especies están las catalpas, fresnos, olmos y chopos. «Todos van a tener riego localizado, cada árbol que se pone tiene que tenerlo porque sería imposible regarlos a mano», indica Adolfo Lucas, responsable de jardinería municipal.

Desde el centro educativo destacan que a lo largo del curso los alumnos también pariticipan en la plantación de plantas aromáticas y en el huerto ecológico. «Nos parece una gran iniciativa, es la primera vez que participamos todo el centro educativo», han expresado.

Se trata de un proyecto presentado por Gaia, y con el que se ha querido involucrar a los adolescentes casareños. «Muchos de ellos no tienen un árbol con su nombre y es una forma de implicarlos con la importancia del Medio Ambiente», ha precisado, Gregorio Tovar, responsable de este colectivo.

Desde el Ayuntamiento también se pretende hacer un un recuento de todos los árboles existentes en el casco urbano. Sólo el pasado año se plantaron 980.