Los concejales socialistas sacan adelante los presupuesto de este año. / L.C.G.

Aprobados los presupuestos de 2022 que podrían llegar hasta los 8,6 millones de euros

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

El pleno ordinario del mes de julio celebrado anoche aprobó, con los votos a favor de los concejales socialistas y los cinco en contra de los populares, el presupuesto para este año 2022 que asciende a 6.072.542 euros.

Un importe que, según el alcalde Rafael Pacheco, podría elevarse hasta los 8,6 millones de euros por las subvenciones que llegarán de otras administraciones antes de que finalice el año. «Se continúa con la tendencia del pasado año, con un presupuesto sostenible económica, social y medioambientalmente, que se preocupa por el empleo de los casareños y casareñas y por la mejora de los servicios públicos», matizó el regidor.

Según indicó, el 36% del presupuesto total se dedicará a inversiones. Entre ellas destacó la mejora necesaria en el Centro de formación y empleo para la adaptación de las aulas de soldadura y cocina, cambiar la imagen de entrada al municipio con una escultura que sirva de homenaje a los pastores y a la Torta del Casar, adecuación de la nave para la plantación del cardo cynara, la creación de un nuevo parque infantil en la calle Las Sin sombrero (próxima a la Ronda de La Soledad), la ampliación del vaso de la piscina infantil y mejora del césped, la adquisición de un vehículo eléctrico los servicios municipales o la creación de nuevas pistas de pádel bajo la pista cubierta del polideportivo.

El proyecto más destacado en cuanto a inversión se refiere continúa siendo la residencia de mayores. Precisamente se aclaró que el préstamo que finalmente será necesario solicitar asciende a dos millones de euros, y no a 3,3 millones como estaba previsto inicialmente. Esa diferencia llegará de ayudas procedentes de la Diputación de Cáceres y la Junta de Extremadura. En el próximo pleno se hará pública la contratación de la segunda fase de la obra por importe de 4.035.000 euros.

El portavoz del Partido Popular, José Lorenzo Rocha, manifestó que su grupo no apoyaría este punto del orden del día, entre otros motivos, porque no habían acudido a las comisiones informativas convocadas en horarios que los concejales populares no podían. En su turno de intervención se refirió a la necesidad de una bajada de impuestos que ayude a la economía de los casareños. «Tiene usted un IBI comunista y le gusta que le mendiguen el bono social», precisó. El alcalde insistió que «los impuestos garantizan la calidad de los servicios públicos».

En esta sesión plenaria el primer edil también hizo alusión al remanente de tesorería que asciende a 1,2 millones de euros.