La Burrina y las palmas, protagonistas del inicio de la Semana Santa

El buen tiempo ha acompañado a los casareños en el primer desfile

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La procesión del Domingo de Ramos ha tenido el sol como testigo. El buen tiempo ha acompañado el primer desfile de la Semana Santa, que vuelve a revivirse tras dos años sin celebrarse.

A las once de la mañana los devotos han llenado la ermita de San Bartolomé. Allí se ha oficiado la primera misa del día, tras la cual se ha llevado a cabo la bendición de las palmas y ramas de olivo por parte del párroco. Decenas de vecinos se aguardaban la salida de La Burrina, y junto a ella han desfilado por un tramo de la calle El Santo, la Ronda del Ejido, calle Larga y Avenida Constitución.

En este encuentro han participado vecinos de todas las edades, que han formado dos filas para dejar el protagonismo a la primera imagen que sale en procesión. Este año la Banda municipal de música ha participado por primera vez en este desfile, y han interpretado el himno nacional mientras La Burrina salía de la ermita. Durante el recorrido han deleitado a los presentes con un amplio repertorio de temas.

Los casareños se han mostrado ilusionados por volver a recuperar las tradiciones, pese a tener que llevar la mascarilla. Niños y mayores han podido disfrutar de este Domingo de Ramos, en el que la imagen de Jesús ha vuelto ha realizar su entrada triunfal en la parroquia.