Casar de Cáceres amplía su gran bosque con 61 nuevos nombres de niños casareños

Las familias han disfrutado de esta iniciativa que ya suma 16 ediciones

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La lista de niños casareños con árboles que llevan su nombre se ha ampliado hoy en la localidad. La iniciativa 'Un árbol para crecer contigo' cumple 16 ediciones. Otros 61 nombres y apellidos, los de 32 de niños nacidos y censados en el municipio, y los de otros 29 residentes en otras localidades pero descendientes de casareños han sido protagonistas de este acto.

El Ayuntamiento recibe así a sus nuevos vecinos, haciéndole entrega de una placa que se coloca junto a un árbol, y que llevará asociado para siempre el nombre de cada niño. Un gesto que enorgullece a las familias. Para algunos esta experiencia es nueva, pero otros ya la han disfrutado en ediciones pasadas con algunos de sus hijos o sobrinos.

A las doce de la mañana decenas de familias junto a los carritos de bebés se han dado cita en la explanada del centro de ocio y cultura. Allí el alcalde, Rafael Pacheco, y los concejales han hecho el reparto de las placas junto a pequeñas macetas de cactus a cada familia.

Luego se han trasladado hasta el inicio del carril verde que bordea la calzada de La Charca, para la colocación de las placas junto a los árboles. Mara sonreía porque hoy su hermana Carla iba a tener también un arbolito con su nombre. Ella lo recibió hace siete años. Victoria ha recogido la de su prima. «Es la placa de mi prima la de Gran Canaria», ha expresado feliz con ella en la mano.

A esta cita no han faltado algunos abuelos, con nietos residentes en otras ciudades, y que ilusionados han solicitado tener su árbol en este gran bosque casareño. Algunas familias han tenido el gusto de que su árbol esté en las zonas de San Bartolomé y Santiago, y allí se les ha autorizado colocar su placa.

Rafael Pacheco ha explicado a las familias que «pese a que es un municipio que cada año pierde habitantes sigue teniendo un gran dinamismo poblacional». También ha manifestado su compromiso de mantener los servicios públicos que funcionan hoy día, para favorecer la conciliación familiar y laboral.

Hoy la niebla ha vencido al sol, pero aún así las familias han disfrutado de una bonita jornada. Saben que, a partir de hoy, sus retoños tendrán un vínculo especial con la naturaleza. El encuentro ha finalizado con un ágape en el Albergue Rural del Paseo de Extremadura.