Momento de la bendición de los productos de la Mesa, hoy, en la barriada Diputación. / L.C.G.

Los casareños vuelven a arropar la Mesa del Ramo

Tras un año sin celebrarse, este domingo los productos típicos casareños se han podido bendecir y poner a la venta

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La Mesa del Ramo se ha vuelto a celebrar, tras un año de ausencia, como manda la tradición este primer domingo de septiembre. Por primera vez los casareños han acudido con mascarillas, y han podido arropar la mesa y presenciar desde primera fila el acto de bendición.

Pasada la una del mediodía la cofradía de Ánimas al completo y autoridades municipales, presidido por el alcalde Rafael Pacheco, han llegado a la barriada de la Diputación junto al párroco Luis Vidal Arias. Todos los productos típicos que lucían en la Mesa han quedado bendecidos ante la presencia de un gran número de personas.

Los voluntarios de Protección Civil se han encargado de coordinar las entradas y salidas a la Mesa, para la adquisición de los productos, entre los que no han faltado los numerosos tipos de dulces artesanos, así como los quesos y embutidos. También se ofrecían tencas en escabeche, y pollos y conejos cocinados al estilo tradicional.

Aunque había vallas que delimitaban el acceso a la Mesa, los casareños han tenido que respetar la cola, y esperar su turno para realizar las compras.

En esta jornada, las cuatro encinas cercaban y decoraban la zona, y los asistentes han mitigado el calor del mediodía con un ponche. También se han ofrecido dulces en bolsas individuales.

Quienes se han acercado hasta la Mesa han podido escuchar un popurrí de canciones interpretadas por los músicos de la banda municipal. «Se ha notado menos gente que otros años, mucha gente se ha ido de vacaciones estos días y otros tienen miedo por la covid», expresaban algunos integrantes de la cofradía.

Estos días, en el número 7 de la calle Diputación, la casa de los mayordomos estará abierta para quienes quieran llevarse productos bendecidos y contribuir con la Mesa del Ramo.