Centenares de personas asisten a la procesión de La Pasión

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Centenares de personas participaron anoche en la procesión de La Pasión de Cristo. El buen tiempo acompaña una Semana Santa especial, tras dos años sin haberse podido celebrar por la pandemia.

Salvo que buena parte de los asistentes desfilaron con mascarilla, todo transcurrió según marca la tradición. Las imágenes salieron de la parroquia a las diez de la noche. Este año la Oración en el Huerto fue portada por hombres y mujeres. Se trata de uno de los pasos que más pesa, y que se quedó sin pujar el pasado Domingo de Ramos.

La imagen del Crucificado también contó con cargadoras, algunas de ellas con tan sólo 18 años. La Soledad tuvo igualmente presencia de alguna mujer. Cada vez son más las mujeres que sacan a imágenes en procesión en la localidad. «Cada vez son menos hombres los que quieren cargar y si no fuera por ellas habría imágenes que no tendrían quien las llevara», matizó una madre de una de las participantes. De hecho, algunas de esas mujeres ya habían participado la noche anterior portando al Cristo de la Peña.

Los hombres fueron quienes acompañaron, con las velas encendidas, a los nueve pasos durante el recorrido que se prolongó durante dos horas. Más de un centenar de mujeres y niños caminaron tras las imágenes, especialmente tras el Nazareno y La Soledad, a quienes realizan de forma mayoritaria sus mandas. Las saetas también fueron protagonistas en distintos puntos del recorrido, tras dos largos años de espera había que cantar con más sentimiento que nunca a las imágenes.

La parroquia se llenó de gente para ver uno de los momentos más especiales de la noche, el de las imágenes alzarse ante la presencia de La Soledad.

Esta tarde la Virgen volverá a salir en la procesión del Santo Entierro, en la que desfila junto a la caja del Señor muerto. En este acto que recorrerá las calle El Santo, Ronda del Egido, Larga Alta y Avenida Constitución tras la misa de las 17.00 horas participará también la banda municipal.

Esta noche desfilará por segunda vez para regresar a su ermita en la procesión del Silencio que partirá a las 22.00 horas desde la parroquia.