Borrar
Desfile de los centros educativos del pasado año, acompañado por el buen tiempo. L.C.G.
El centro Zarapico adelanta su desfile de disfraces a mañana y el colegio León Leal lo pospone al 24 de abril ante la previsión de lluvias

El centro Zarapico adelanta su desfile de disfraces a mañana y el colegio León Leal lo pospone al 24 de abril ante la previsión de lluvias

El Ayuntamiento busca alternativas para que los actos sigan adelante aunque las precipitaciones hagan acto de presencia

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Miércoles, 7 de febrero 2024, 20:51

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La amenaza de precipitaciones prevista para el viernes ha cambiado los planes del Carnaval en los centros educativos. Las maestras de Zarapico pretenden realizar mañana el desfile, mientras que el colegio León Leal ya ha comunicado a las familias que lo pospondrá al 24 de abril.

Para Artemia Rey, directora del centro infantil, la idea es mantener la tradición de salir a la calle con los trajes que se han confeccionado en los últimos días, en los que las familias han puesto todo su empeño y dedicación. La convocatoria la han realizado para las 10.30 horas. Desfilarán por el Ejido de Abajo y continuarán hacia Barrionuevo Bajo para visitar a los mayores del centro de día. Desde allí regresarán al centro.

Los alumnos del colegio León Leal tendrán que guardar los disfraces realizados con la temática de los Juegos Olímpicos de París, para la Jornada Cultural. Concretamente se ha fijado desde el claustro el día 24 de abril, con el fin de que dicho desfile, protagonizado por el profesorado y el alumnado, inaugure esas jornadas. Como plan alternativo animan a los alumnos a acudir disfrazados el viernes al centro, con el traje que más les guste. «Lamentamos que la situación meteorológica nos agüe la fiesta, pero nuestra prioridad es el alumnado», detallan en el mensaje enviado a través de la plataforma Rayuela.

Plan alternativo del Ayuntamiento

El Ayuntamiento también está muy pendiente de las previsiones meteorológicas de los próximos días. El sábado los grupos de murgas tienen previsto volver a cantar en la plaza del Ayuntamiento, pero si llueve las actuaciones se repetirían en la caseta municipal. Igual sucedería con la fiesta ochentera que se realizaría en el mismo lugar, bajo techo.

La incertidumbre es saber qué plan alternativo se podría dar para los desfiles de comparsas si la lluvia hiciera acto de presencia. Por el momento desde el Consistorio matizan que «el sábado no llueve por la tarde, y para ese desfile de adultos hay ocho comparsas inscritas hasta la fecha».

La alcaldesa, Marta Jordán, señala que reorganizar el desfile infantil causaría un mayor problema, ya que «de momento hay unos 300 niños participantes más los familiares que les acompañan».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios