Reunión de hoy en la biblioteca municipal. / L.C.G.

El Club de lectura Dulce Chacón, un encuentro que emociona e ilusiona a sus participantes

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Quienes tienen entre sus manos un libro saben que esa lectura puede provocar un amplio abanico de sentimientos. Así ha vuelto a quedar demostrado un mes más en el Club de lectura casareño.

Con esta actividad se han clausurado hoy los actos con motivo del Día del Libro. A él han asistido una quincena de participantes, en esta ocasión, todas mujeres que han debatido sobre el libro de Dolores Redondo, 'El Privilegio del Ángel'.

La puesta en común se inicia con una primera ronda de intervenciones individuales, en la que cada asistente narra sus impresiones. Más tarde llega el debate sobre todos los temas que se desgranan del libro.

En este tipo de encuentros llama la atención la gran variedad de emociones que se desprenden de cada historia leída y que, de una forma u otra, inquietan a sus lectores. Y hoy ha sido uno de esos encuentros en los que ha habido tiempo para reír, pero también para emocionarse. Y así es como surge, una vez al mes en la localidad, un encuentro de lectura vivo, que ilusiona y conmueve, y que tiene un objetivo claro, el de disfrutar leyendo para, después, regocijarse compartiendo en grupo cualquier dato o historia plasmada en miles de páginas.

El Club cuenta ya con alrededor de una treintena de seguidores, y está abierto a personas adultas de cualquier edad. Hay que recordar que la Universidad Popular ofrece esta actividad de forma gratuita desde hace más de una década.