Triatletas en un tramo de la calle Barrionuevo. / A.M. CAMPÓN

La competición de triatlón vuelve a la localidad tras 14 años

En total 24 equipos, integrados de media por cinco participantes, han nadado en el pantano viejo, montado en bici por carretera y corrido a pie por calles de la localidad

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La competición de Triatlón Torta del Casar se ha disputado hoy en Casar de Cáceres con alrededor de 120 inscritos. En total, 24 equipos de la región, con una medida de cinco corredores por equipo, se han dado cita en el municipio casareño tras 14 años sin celebrarse un evento con la presencia de triatletas.

En 2007 se celebró el último encuentro de triatlón y fue un memorial al casareño José Manuel Tovar Espada, hoy día presidente de la Federación Extremeña de triatlón.

Los participantes han tenido que afrontar 750 metros a nado en el pantano viejo, y tras ello 22 kilómetros en bicicleta, que han transcurrido por la N-630, y las carreteras de La Encarnación y la de acceso a la localidad por el cruce de Arroyo de La Luz. Posteriormente, los corredores han realizado la carrera a pie, de 4,8 kilómetros, por varias calles de la localidad. La salida y meta se ha ubicado en la plaza de España, y algunas de las calles afectadas han sido la calle Barrionuevo, Larga Baja, Las Villuercas, Calle Nueva, La Llanada y Avenida Constitución. Durante la mañana se ha restringido el tráfico en la zona. Se ha contado con la presencia tanto de la Policía Local como de los voluntarios de Protección Civil de la localidad y de Cañaveral, para garantizar la seguridad del evento. No ha habido ningún incidente durante la prueba.

Ganadoras de los equipos femeninos. / L.C.G.

«Que la prueba discurra por la localidad es muy positivo no sólo a nivel deportivo, sino que se hace partícipe al pueblo, no es sólo organizar una carrera sino que los vecinos disfrutan viendo a los participantes y los corredores conocen otros pueblos a los que volverán», ha explicado Carolina Méndez, secretaria general de la Federación. Ella misma ha expresado la intención de repetir la experiencia en este mismo escenario. «Siempre que organiza por primera vez puede haber algunos fallos, pero nos ha gustado mucho el recorrido y tenemos pensado repetir y que se mantenga cada año este lugar».

Los tres primeros equipos clasificados masculinos, femeninos y mixtos han obtenido un trofeo, y cada integrante se ha llevado una medalla y una Torta del Casar como obsequio. Tras recoger el preciado queso casareño, algunas deportistas femeninas han vitoreado un «Viva Casar de Cáceres». Además, la prueba ha sido puntuable para el Campeonato de Extremadura.