Daniel Villa, el alevín casareño de la Selección extremeña de fútbol sala

Daniel Villa superó todas las pruebas de la Selección extremeña. /CEDIDA
Daniel Villa superó todas las pruebas de la Selección extremeña. / CEDIDA

Con 12 años ha visto su sueño cumplido de jugar un campeonato nacional, y en la ciudad de su equipo favorito

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

El casareño Daniel Villa Velasco, con tan sólo 12 años, ya ha cumplido un gran sueño. Desde el pasado jueves disputa con la Selección Extremeña Alevín de Fútbol sala el Campeonato nacional autonómico que se celebra en Barcelona.

La oportunidad se la brindó el club casareño del que forma parte desde que sólo tenía tres años, la ED Casareña. «Él juega normalmente a fútbol 8 pero su club lo recomendó a la selección extremeña y en diciembre comenzó a realizar las pruebas, y las fue superando y lo han convocado», cuenta ilusionada su madre, Teresa Velasco.

Su familia se ha desplazado hasta Barcelona para seguir los cinco partidos que su hijo ha disputado como defensa con el equipo extremeño. «Está muy contento, lo vemos poco y apenas podemos hablar con él, pero es una gran experiencia porque está con compañeros a los que no conocía y que han formado una gran piña», dice su progenitora.

Durante estos tres días han afrontado cinco partidos, el último esta tarde ante el equipo de Baleares, que será definitivo para su clasificación en el séptico u octavo puesto de las 14 autonomías que han participado en este campeonato. «Es un buen puesto, estoy muy contento, y me gustaría repetir otro año», ha precisado Daniel a través del teléfono a este diario, hoy tras disputar el encuentro con la selección madrileña.

En estos tres días se han enfrentado a las selecciones de Melilla y Cantabria, a las que vencieron, aunque no tuvieron tanta suerte con la gallega y la madrileña.

Para Daniel la experiencia de ir a Barcelona ha sido doblemente satisfactoria, ya que es aficionado culé desde que era muy pequeño.

La puerta grande del fútbol se le ha abierto con sólo 12 años, pero al casareño le gustaría volver a ser convocado el próximo año. «El próximo año si el club lo propone tendría que empezar desde cero e intentar volverse a clasificar, y esperemos que pueda repetir esta experiencia», comenta su madre.

Desde Barcelona Daniel tiene un recuerdo para un compañero que no ha podido estar con él en el terreno de juego. «Le mando mucho ánimo a mi compañero Fernando que se lesionó en el último momento», ha precisado.