Se destinarán fondos para la creación de alrededor de una veintena de puestos de trabajo

PSOE y PP han constituido hoy la Comisión Informativa Especial para poner en marcha el Plan Reactiva Casar

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La Comisión Informativa Especial para poner en marcha el Plan Reactiva Casar se ha constituido hoy con los grupos políticos de la Corporación municipal.

Integrantes del PSOE y PP ya tienen sobre la mesa un borrador con 29 medidas que se pondrán en marcha para favorecer la reactivación social y económica de la localidad.

El alcalde, Rafael Pacheco, define el plan en cuatro líneas de actuación. Por un lado, se centrará en el apoyo económico a las empresas. «Hay que volver a vender Casar de Cáceres a nivel turístico, hay que apoyar al comercio local y poner en valor todo lo nuestro», explica. Entre otras propuestas está la de ofrecer bonos de Turismo para los visitantes o regalos como la Torta del Casar.

Una parte importante del plan son las propuestas para generar empleo. Así anuncia que la Diputación de Cáceres destinará unas ayudas de 85.000 euros para la contratación de personas. «Otros fondos serán aportados por el Ayuntamiento y con ambas ayudas podremos contratar entre 15 y 20 personas», manifiesta. No obstante, aclara que no es el Ayuntamiento el que tiene que generar empleo, sino las empresas, por lo que se trazarán medidas para que se puedan mantener los puestos.

En el área social se apoyará a personas que no encuentran trabajo, a través del asesoramiento, y se prestarán ayudas a familias que se hayan visto afectadas por la crisis del coronavirus a nivel económico. A día de hoy se ofrecen alimentos a través de los Servicios Sociales de Base en colaboración con Cáritas.

Por otro lado se trabajará para adaptar los servicios públicos a las nuevas exigencias provocadas por la emergencia sanitaria. Se buscarán alternativas para mantener actividades deportivas y culturales. Una de las propuestas es la creación de una plataforma de formación telemática, aunque se estudiará la posibilidad de reducir los grupos en los distintos cursos, talleres o actividades.

A nivel de infraestructuras también se producirán cambios para ofrecer seguridad a los viandantes. Se ampliarán las zonas para peatones, con el fin de que los establecimientos tengan mejor la accesibilidad guardando las distancias necesarias.