La directiva de la Virgen vuelve a constituirse con los matrimonios de los últimos cuatro años

Integrantes de la junta directiva de la Virgen nombrada el pasado 1 de enero. /L.C.G.
Integrantes de la junta directiva de la Virgen nombrada el pasado 1 de enero. / L.C.G.

La cofradía de la Vera Cruz continúa incompleta, y La Encarnación se renueva con los mismos integrantes un año más

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La nueva junta directiva de la Hermandad de la Virgen del Prado volverá a estar constituida por los cinco matrimonios que durante los últimos cuatro años han representado la Hermandad.

Pese a haber puesto fin a sus años de mandato, y tras la dimisión de los integrantes que iban a formar la nueva directiva que se dio a conocer el pasado 8 de noviembre, los cinco matrimonios seguirán realizando las mismas funciones al servicio de la patrona casareña.

La decisión se dio a conocer el pasado 1 de enero, tras la celebración de la misa, y en la que el párroco hizo públicos los nombres de quienes representarán las distintas cofradías casareñas.

La directiva de la Hermandad de la Virgen del Prado estará presidida por Teodoro Barrantes, y tendrá como vicepresidente a David Lucas, como secretario a Norberto Villa y como tesorero a Gregorio Tovar. El área de Patrimonio las desarrollará Julio José Gómez. Las camareras de la Virgen serán Pilar Conejero, Lidia Villa y Belén Mendo, y las encargadas del culto serán Amadori Sanguino y Ana Isabel Pacheco.

«Tras formarse la nueva directiva sólo durante trece días con la dimisión de sus representantes volvemos a coger el cargo y estaremos al servicio de la Virgen y la parroquia por tiempo indefinido», aclaran desde la nueva junta directiva.

Igualmente continuarán por segundo año los representantes de la Hermandad de la Encarnación, ya que pretenden continuar con varios proyectos que no han podido desarrollar durante el pasado año. Volverán a ostentar los cargos Miguel Ángel Patrón y Antonia Ordiales, Alberto Villa y Laura Alcorlo, Ricardo Gómez y Soledad Rey, José María García y Esther Núñez, y Jorge Lindo y Nuria Barrantes.

El mismo grupo de mujeres casareñas, devotas de San Bartolomé, seguirá representando a este santo casareño. Sin embargo, la cofradía de la Vera Cruz se mantiene incompleta tras la renuncia de algunos candidatos propuestos.