Diversión y tradición el domingo de carnaval

Foto de grupo de buena parte de los asistentes a la fiesta ochentera en la plaza de España. /RAÚL REY
Foto de grupo de buena parte de los asistentes a la fiesta ochentera en la plaza de España. / RAÚL REY

La boda de los bujacos y la fiesta ochentera consiguen el mejor ambiente este domingo de carnaval

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La boda de los bujacos, de una pareja de peregrinos, ha tenido lugar este mediodía en la plaza del Ayuntamiento. Jonh y Lennon han recorrido, junto a sus familiares y amigos, el Paseo de Extremadura y la calle Larga, hasta llegar al lugar donde iban a contraer matrimonio.

Este año ha oficiado la ceremonia la vecina Soledad Vivas, y junto a ella varias personas han acompañado a los novios. El público ha sido testigo de este compromiso, tras el cual se ha hecho el reparto de panceta y ponche para todos los asistentes.

Durante seis horas los vecinos han podido disfrutar de la música de la década de los 80 y 90, y la mayoría ha acudido a esta cita ataviada con ropa característica de la época. A esta fiesta temática, que se organiza por segundo años en Carnaval, han acudido numerosas personas, hasta que se ha puesto fin a las ocho de la tarde.

La anécdota de la jornada ha sido la implicación de los peregrinos que hoy pernoctan en el albergue municipal, que se han sumado a los bailes y a la fiesta. De hecho no han dudado en realizar fotos y grabar vídeos, e incluso, han trasladado a través de videollamada este evento casareño a sus países de origen. Otro peregrino catalán ha solicitado al Dj una canción de Camarón, que ha bailado y cantado junto al público asistente.

Los casareños, amantes de la música de décadas pasadas, han vuelto a rememorar recuerdos de su juventud o adolescencia. El buen ambiente y la diversión han marcado esta jornada carnavalera.

Mañana los actos continuarán con la fiesta infantil, a las 17.00 horas en la plaza del Ayuntamiento. Diez grupos participarán en este desfile.