El impacto del vehículo contra el árbol provocó varios desperfectos en el mismo. / L.C.G.

Empotran un vehículo municipal contra una palmera y causan daños en la piscina

La Guardia Civil investiga los actos vandálicos ocurridos este fin de semana en el recinto de la piscina

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La Guardia Civil investiga a los autores de una serie de actos vandálicos que tuvieron lugar en el recinto de la piscina municipal la madrugada del pasado sábado. Uno de los vehículos del Consistorio, el que usa la agente de zonas verdes y los trabajadores del área de jardines, fue empotrado contra una palmera de la piscina causando la rotura de la luna delantera, así como otros desperfectos en el paragolpes delantero y el espejo lateral.

Según han precisado trabajadores municipales, el turismo estaba estacionado en la parte trasera de la piscina, aunque normalmente queda resguardado en el interior de una nave. Esa madrugada, los autores se subieron al turismo, y lo hicieron chocar contra el árbol. Así se lo encontraron por la mañana los empleados de la piscina.

Además, ocasionaron desperfectos en el recinto, el más grave, la apertura de tres extintores en el vaso de la piscina grande. «Han obligado a recrecer de agua la piscina para verter el contenido hacia las rejillas y quedarla limpia de nuevo», han expresado a este diario. Esta misma actuación la realizaron ya el pasado año otro grupo de vándalos.

La Guardia Civil y la Policía Local trabajan en el esclarecimiento de estos hechos, que han sucedido pocos días después de la apertura del recinto.

Ayer una vecina de El Monte también hacía una denuncia pública a través de la página Foto denuncia Casar de Cáceres de Facebook. Allí contaba cómo unos jóvenes habían roto el espejo retrovisor de su coche, estacionado fuera de la parcela, próxima a la Charca del Hambre. Esta vecina reclama mayor seguridad para esta zona.