FIESTAS DEL RAMO

Un encierro con vaquillas y un impulso a la Mesa de ofrendas, entre las propuestas para las fiestas del Ramo

La Mesa del Ramo es el acto de mayor arraigo y tradición popular de las fiestas de septiembre. /L.C.G.
La Mesa del Ramo es el acto de mayor arraigo y tradición popular de las fiestas de septiembre. / L.C.G.

El Ayuntamiento pide ideas a los vecinos para que la Mesa del Ramo sea declarada de Interés Turístico Regional

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Faltan dos meses y medio para la celebración de las Fiestas del Ramo, pero el Ayuntamiento ha reunido hoy a las peñas casareñas para escuchar sus propuestas, para ir cerrando contratos. Al encuentro han acudido cerca de medio centenar de personas, en su mayoría adolescentes.

Entre las propuestas más destacadas están la de organizar un encierro la mañana del sábado, una novedad que apoyan los aficionados taurinos, y que aseguran «atraería a gente de otros pueblos». El Ayuntamiento incluirá esta petición en el pliego de contratación de los festejos taurinos, para que sean las empresas que opten al concurso las que analicen si es posible, y si se puede hacer frente al coste que tendrá esa actividad. La idea es que las vaquillas recorran la distancia existente entre el muro de la Charca hasta llegar a la plaza de toros. Para ello habría que vallar todo ese tramo.

Los temas taurinos siguen generando discrepancias entre los casareños. Algunos de los que hoy han asistido a la reunión han defendido que Casar de Cáceres siempre ha tenido toros en las fiestas del Ramo y piden que se mantengan. Asimismo han precisado que, en los últimos años se ha ido recortando el número de días y eventos taurinos. «Aquí ha llegado a haber cuatro días de toros y lo que queremos es que por lo menos se respeten dos», ha precisado uno de los integrantes de la Asociación de Festejos Populares, José Luis Barrantes. Sin embargo, otros de los presentes han manifestado que «en la localidad no hay afición por los toros, y que los jóvenes prefieren disfrutar de una discoteca móvil en lugar de ir a la plaza». En este sentido, los aficionados taurinos han matizado que «debe haber actividades para todos los gustos, ya que no se puede llenar el pueblo de orquestas y discos móviles y olvidarse de los toros que siempre han tenido las fiestas».

El alcalde, Rafael Pacheco, se ha comprometido a ver la viabilidad de la celebración del encierro. También se apuesta por el concurso de recortadores para la tarde del domingo, y un encuentro al estilo tradicional para el sábado. De esta forma quedarían en el aire cualquier novillada o corrida ya que, según dicen, son más costosas y atraen a menos gente.

Reforzar la Mesa

Otra de las proposiciones que lanza el Ayuntamiento es dar mayor protagonismo a la Mesa del Ramo, que este año se celebrará en la calle Sanguino, en la puerta de la casa de los mayordomos de la cofradía de Ánimas. Desde hace unos años el Consistorio intenta que esta tradición, que dio origen a las fiestas de septiembre, sea declarada de Interés Turístico Regional. Por este motivo, el alcalde ha pedido a los vecinos que aporten ideas para «reforzar ese acto».

En cuanto al diseño del programa festivo se seguirá el mismo patrón que en años anteriores. No faltarán las orquestas de las noches del viernes, sábado y domingo (se sustituirá 'Taxxara' para ofrecer otra nueva alternativa), pero sí se propone eliminar la del lunes, día de fiesta local, por falta de público en ediciones anteriores. En ese caso, se plantea la posibilidad de prolongar la discoteca del agua que en los últimos años se celebra la tarde del lunes en la plaza de Sancho IV.

La noche del viernes de Ramo habrá desfile de peñas. Otro de los puntos que se ha tratado de resolver es el momento de organización para el transcurso del pasacalle. Hay quienes llegan antes a la plaza para no perderse el pregón, y muchos otros que siguen en el desfile ajenos a lo que sucede en la plaza de España. Exceso de carros que paralizan el pasacalle, el sonido de la charanga que no llega a todos o la tardanza en realizar las aproximadamente 80 fotografías de los grupos participantes para la entrega del pan y el jamón son algunas de las cuestiones que se han debatido para intentarlas mejorar. Sin embargo, no ha habido consenso entre los presentes para dar solución a estos asuntos. Será el Ayuntamiento quien tenga que estudiar qué mejoras pueden realizarse.

Por el momento se han aportado tres nombres para proponerlos como pregoneros: el de el atleta veterano Juan Vicente Izquierdo (recientemente campeón de España de duatlón cros y quinto del mundo en la categoría de veteranos de 65 años) el de Regino Vivas, agente de policía ya jubilado o el de la Asociación Amas de casa que este año cumple su 40 aniversario.

Para los niños habrá actividades infantiles el viernes y el lunes en la plaza del Ayuntamiento, similares a la de años pasados. Se ha pedido adelantar la hora para evitar el calor del mediodía.

Ubicación del ferial

Sobre la ubicación de las atracciones de feria y puestos ambulantes de comida, el Ayuntamiento ha informado que se mantendrán en la calzada del Paseo de Extremadura. La posibilidad de llevarlo a la Portá Blanca se podría hacer con la ayuda de generadores eléctricos, aunque lo ven poco viable para este año. Ese lugar se pretende acondicionar de cara al año siguiente, por lo que la opción que plantean es ocupar la carretera de acceso a la localidad para el reparto de puestos y atracciones de feria.

Las discotecas móviles y puntos para disfrutar de las orquestas se mantienen como en años anteriores. La fiesta a mediodía se reforzará con grupos musicales también en la plaza de España. Suenan nombres de tributos a grupos 'Delincuentes', 'Triana' o 'Juanito Macandé'. Para el festival inaugural del jueves de Ramo se planten también tributos a Estopa o Leiva.

Uno de los asistentes ha propuesto que «el Ramo vuelva a contar con una actuación musical importante como sucedía hace años». Y es que a principios y mediados de los años 70 cantantes reconocidos como Miguel Ríos, Rocío Jurado, Ana Belén, José Luis Perales, Mecano o Miguel Bosé pasaron por Casar de Cáceres para dar sus conciertos en los locales de moda, en los Torreones o Las Palmeras. Un recuerdo difícil de borrar para muchos y que varias décadas después vuelven a proponer para el Ramo.