El entierro de la sardina acapara pocos seguidores

El grupo Santuka ha participado en el encuentro de esta tarde. /L.C.G.
El grupo Santuka ha participado en el encuentro de esta tarde. / L.C.G.

Como manda la tradición, tras la quema, se han repartido sardinas a todos los asistentes

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Punto y final a varios días de intesa fiesta. Hoy el entierro de la sardina ha despedido el carnaval casareño, aunque este acto sigue teniendo pocos seguidores.

La climatología tampoco ha sido favorable esta tarde, y han sido escasos los vecinos que han querido estar presentes en este último evento carnavalero.

El grupo Santuka Di Fogo se ha encargado, un año más, de ambientar y dinamizar la tarde. La batucada fúnebre ha sido la protagonista durante el recorrido que se ha iniciado en la casa de cultura y ha discurrido por Las Malvinas, Saturnino Martín, Ronda del Ejido del Santo y el Paseo de Extremadura.

La quema de la sardina se ha producido junto a la caseta municipal, y en presencia de algunos niños y adultos. Nada más finalizar este encuentro la lluvia ha hecho acto de presencia, aunque el reparto de sardinas se hacía bajo techo en la misma carpa. Del asado de sardinas se han encargado representantes del Hogar del pensionista.

De esta forma se ha dado por concluido un programa de actos carnavaleros, en los que han participado numerosos vecinos desde el pasado 1 de marzo.