La escasez de agua en los pozos obliga a conectar las piscinas a la red de abastecimiento

Hoy se han cambiado los filtros de arena del vaso mediano por lo que permanece hoy sin uso

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

En los últimos días el estado del agua de las piscinas pequeña y mediana trae de cabeza tanto a usuarios como al propio Ayuntamiento. Ayer el vaso de los niños tuvo que ser cerrado y hoy la que permanece sin uso es el mediano.

Desde el Ayuntamiento confirman que «las condiciones sanitarias del agua son las adecuadas» y se están realizando los trabajos necesarios para perfeccionar el color del agua provocado por una reacción química. El problema que surgió en la piscina pequeña dejando el agua verde ya se ha solucionado y hoy los niños ya la están usando.

Desde hace unos días el Consistorio hace uso de la red de abastecimiento para el llenado de los vasos, según indican, «para suministrar el agua necesaria para mantener los niveles necesarios y así evitar la concentración de aceites y cremas en la superficie».

Con respecto a la piscina mediana, que hoy está cerrada al público, añaden que hoy se han cambiado los filtros de arena, ya que estaba cayendo al vaso y provocando gran suciedad en el mismo. La previsión es que mañana, jueves, se pueda volver a utilizar.

El alcalde, Rafael Pacheco, ha confirmado a HOY CASAR que estos problemas con el agua se están produciendo, además, porque «los pozos se están secando y al extraer el agua llega a la piscina más agua con niveles superiores de hierro y de ahí el color de la piscina».