La VI Feria Europea del Queso echa el cierre con casi 50.000 tickets de degustación vendidos

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Durante tres días la Feria Europea del Queso ha logrado vender cerca de 50.000 tickets. Para los queseros participantes en este evento hoy ha sido el día de mayor aglomeración. Los stands han echado el cierre a media tarde, tras más de dos días de trabajo.

Según han indicado a Hoy Casar, «el viernes fue la jornada más floja, ayer hubo buen ambiente, pero hoy es el día que nos ha salvado». Quienes han acudido a esta feria han podido probar una gran diversidad de quesos. Hay queseros asociados a la Ruta Europea del queso que han repetido su presencia en la localidad como los procedentes de Idiazábal, Mahón, Cádiz o Asturias. Otros de Cáceres, Córdoba y Málaga han participado por primera vez. No han faltado tampoco los de Mérida, Castuera y Valladolid. Tres queserías casareñas y sólo una portuguesa también han estado presentes.

Diversidad de quesos que se ha podido combinar con vinos destacados de la Denominación de Origen Protegida Ribera de Guadiana. Un año más ha estado presente la cerveza artesana 'La Bravía del Casar' que este año ha ofrecido una edición especial de cerveza elaborada con levadura de mango. «Hemos vendido los 1.000 botellines, el próximo año traeremos otro sabor para este evento», ha explicado Carlos Jesús Vivas, responsable de esta marca.

La caseta municipal instalada en la carpa de Sancho IV ha tenido un gran trasiego de ir y venir de gente. Los queseros han asegurado que «este año ha sido un poco más floja que la edición pasada pero ha estado muy bien». Otros reconocen que el nivel del pasado año, tras la pandemia, quedó el listón muy alto. Aún así, hacen un balance positivo más de degustaciones que de venta de quesos.

La jornada ha dado mucho de sí. Esta mañana se llevó a cabo la ruta trashumante con la participación, según los organizadores, de unas mil personas. Se han repartido migas y café durante el recorrido por la Casa Pinotes y el Chozo de La Retoña. Un rebaño con 186 ovejas merinas de la ganadería de José María Borrella se han unido al recorrido en La Encarnación. «La gente ha disfrutado viendo el rebaño, se fijaban en los colores, en si tenían cuernos o rabo o no», ha precisado Borrella. En la plaza los niños han podido disfrutar viendo el ordeño de algunas ovejas.

Los puestos de artesanos también han sido otro reclamo del fin de semana. Todos han ofrecido sus mejores productos. La oferta gastronómica y de artesanía se ha unido a la cultural, con los conciertos que el grupo de rock local Tocando Techo y Álex Rodríguez han ofrecido como fin de fiesta en la carpa municipal.