La festividad de Santiago se concentra en la parroquia, y un año más se suspende la procesión, velada y mesa de ofrendas

El novenario comenzó ayer y el santo podrá ser venerado hasta el día 25 en la parroquia

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La festividad de Santiago Apóstol se centrará únicamente en las celebraciones religiosas que desde ayer y hasta el próximo día 25 tendrán lugar en la parroquia.

Por segundo año consecutivo, la covid impedirá que se lleven a cabo la tradicional velada y la mesa de ofrendas. Tampoco se realizará, por cumplir con las medidas sanitarias y evitar las aglomeraciones, la procesión de Santiago peregrino del próximo día 25.

La novena será a las 20.00 horas de lunes a viernes, los sábados a las 20.30 horas y los domingos a las 12.00 horas.

La hermandad de Santiago se ha encargado de trasladar y poner a la imagen en un lugar destacado para que los devotos puedan aproximarse a ella y ser venerada durante estos días. Desde el colectivo esperan que ya para el próximo año la situación esté normalizada y se puedan recuperar los actos tradicionales.