Peña 'Los bellotos' en la quedada de la noche del viernes del Ramo, en el año 2019. / L.C.G.

Las fiestas del Ramo ya están aquí

Comenzarán mañana, día 2, con el tributo al musical de Queen y se prolongarán hasta el 8 de septiembre

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Septiembre ya está aquí, y con él llegan las fiestas del Ramo. Este año sí habrá algunos festejos, aunque nada que ver con los que los casareños disfrutaron plenamente en 2019 y años anteriores.

La realidad es que la situación sanitaria sigue siendo preocupante, pero los eventos previstos, con aforos limitados y controlados, permitirán que, al menos, los días festivos saquen de la rutina a los vecinos tras más de un año de pandemia.

Los casareños tienen asumido que será un Ramo muy diferente. Por enumerar, se quedan para el recuerdo la gran concentración de peñas y su desfile hasta la plaza del Ayuntamiento, los amigos disfrutando del jamón y el pan de Los Pollos, de las verbenas con músicos en directo, del pregón, o de la degustación del frite.

La cosa está clara: no se permiten las aglomeraciones, y todo estará organizado para que se respete la distancia social. La Junta ha autorizado los actos en la localidad. El centro de ocio podrá acoger cada día a 1.500 personas. El Ayuntamiento ha anunciado ya hace días los conciertos que ofrecerá a partir de mañana, a las 23.00 horas.

Recuerden inscribirse en los enlaces que la Universidad Popular y el Ayuntamiento van recordando a través de redes sociales. Mañana será un tributo al musical de Queen quien estrene los días festivos, y para el viernes la noche pinta emocionante con Daviles de Novelda. De hecho, es por el momento la noche que mayor número de reservas ha captado de forma anticipada. El sábado será el turno de Los Rebujitos.

En el Paseo de Extremadura también se respira 'Ramo'. Y es que la llegada de los feriantes (que se han topado con un carril bici recien pintado) ya ha ilusionado a algún que otro niño que hoy jugaba en el parque. El acceso a vehículos quedará restringido en breve por esa zona, en la que también estarán presentes algunos puestos de comida.

Entradas para los toros y Mesa del Ramo

Durante esta semana también se están vendiendo las entradas anticipadas de la corrida de toros, en la que estarán presentes Leonardo, Morante de la Puebla y López Simón. «Las ventas van muy bien y hoy por ejemplo han venido a comprarlas muchos jubilados», han manifestado los responsables de la venta. Hasta el viernes se podrán adquirir en la casa de cultura, entre las cinco y las nueve de la tarde.

Los preparativos de la Mesa del Ramo también son ya visibles. La tormenta de hoy ha echado abajo uno de los telones que se habían colocado para dar sombra el próximo 5 de septiembre a los productos tradicionales. Las donaciones se realizan a diario en casa de los mayordomos y diputados, y el domingo todo lucirá perfecto para disfrutar de la tradición más arraigada de las fiestas populares.

Última mesa del ramo, en el año 2019. l.c.g.

Los bares y restaurantes también hacen acopio de bebidas y alimentos. Se esperan días más intensos porque aunque en terrazas sólo se puedan sentar en grupos máximos de seis personas, los casareños se echarán a la calle. Eso sí, a las dos de la madrugada los establecimientos deberán estar desalojados. La Policía tendrá que extremar la vigilancia, entre otras cosas, porque no se permiten los botellones en la vía pública.

El debate de si es prudente o no hacer fiestas es uno de los temas más comentados en corrillos. Se escuchan comentarios de todo tipo: «Todo el mundo tiene que comer» o «haciéndolo de forma controlada no hay ningún problema». También hay quienes dicen que «la salud es lo primero» o «ya habrá momento para fiestas».

Lo cierto es que nunca llueve a gusto de todos, y cada uno decidirá qué hacer o no en las fiestas, en las que habrá que mantener distancias y llevar mascarillas, sí, pero seguramente traerán momentos de alegría e ilusión a un pueblo que ha luchado día tras día contra la covid.

La prudencia y responsabilidad individual serán ingredientes necesarios en estos días de festejos populares.