Reunión del pasado jueves con vecinos en la casa de cultura. / L.C.G.

Fumigarán con botes de humo el alcantarillado de la barriada Diputación para reducir la plaga de cucharachas

La actuación se llevará a cabo mañana para intentar aminorar la presencia de esta especie americana que llega incluso a volar

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Una empresa fumigará mañana con gas el alcantarillado de la barriada de la Diputación para aminorar la plaga de cucarachas americanas que invaden esta zona desde hace tiempo.

Las quejas de los vecinos presentadas en las últimas semanas han hecho que el Ayuntamiento coordinara una reunión entre la empresa de fumigación y los afectados. En el encuentro se les explicó la necesidad de sellar cualquier entrada posible de cucarachas a las viviendas, especialmente los desagües, techos desmontables, rejillas de salida y retorno del aire acondicionado, o grietas.

Según indicó la responsable de la empresa Caribu, esta cucaracha vive unos 15 o 16 meses de media. Cada 'ooteca' que incuban tiene hasta 50 crías y son muy difíciles de erradicar incluso con la fumigación, debido a su hermetismo.

Debido a la situación insostenible en muchas de las viviendas, en las que a diario hay presencia de cucarachas, se ha decidido actuar de forma inmediata. En alguna vivienda se llegó a contabilizar la apareición de más de una treintena de cucarachas en un sólo día.

La zona en la que se actuará mañana será en el alcantarillado, por lo que se aconsejó a los vecinos tapar cualquier desagüe, sumideros o rejillas por las que las cucarachas puedan acceder en el momento en el que se esté fumigando con los botes de humo. «Es posible que durante la actuación entren en las casas huyendo del alcantarillado», manifestó Ángeles.

Se trata de uno de los métodos más invasivos, aunque el problema también se traslada a las viviendas «donde ya se han metido las cucarachas». Por ello, al margen de la actuación en el alcantarillado, los vecinos buscan otras alternativas para hacer frente a la plaga, como la colocación de cápsulas de feromonas. Otra posibilidad que estudian es la fumigación con gas, lo que obligaría a abandonar la vivienda durante al menos un día.