Cumplir años el día de Reyes

Teresa y Corina son tía y sobrina y festejan hoy juntas su cumpleaños. /L.C.G.
Teresa y Corina son tía y sobrina y festejan hoy juntas su cumpleaños. / L.C.G.

Varios casareños festejan hoy su cumpleaños y aseguran que es un día doblemente especial

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Ser cumpleañero en el día de Reyes es para muchos el mejor regalo. Más allá de quienes piensan que la coincidencia de ambas fechas podría ser un inconveniente, se convierte para los que suman años cada 6 de enero en un día especial y muy señalado en el calendario.

Varios casareños comparten esta fecha de cumpleaños, y todos coinciden en las ventajas que tiene celebrarlo este día en que Sus Majestades de Oriente llegan a sus casas. Una de ellas es que siempre es festivo. No hay que ir a estudiar, ni a trabajar, y la jornada se convierte, desde muy temprano y hasta el final del día, en una celebración duplicada.

Teresa Fernández Iglesias y Corina Fernández Da Silva son tía y sobrina. Viven juntas y el destino quiso que ambas tuvieran algo en común, su fecha de nacimiento. Corina nació hace 22 años. Ese día su tía había ido a la cabalgata de Reyes, y lo pasó en grande con todos sus amigos durante toda la noche. Cuando llegó a casa le dijeron que su sobrina iba a nacer, y así fue. A las doce de la mañana de ese 6 de enero, justo cuando cumplía sus 26, llegó al mundo el regalo más especial.

«Era mi primera sobrina y recuerdo ese cumpleaños de una forma muy especial, aunque cumplir años este día para mí desde niña siempre lo recuerdo como algo muy bonito», cuenta esta casareña que hoy cumple 48 años. Cada 6 de enero la fiesta en casa se organiza por partida doble, aunque Teresa reconoce que festeja con mayor intensidad el cumpleaños de Corina. «Lo celebramos en familia, pero desde que nació Corina siempre le hemos dado mayor protagonismo a su cumpleaños, le organizamos todo para que lo disfrute con sus amigos, y hay veces que todo el mundo la felicita a ella y se olvidan que yo también los he cumplido», resalta irónica Teresa.

Corina lo tiene claro. Ser cumpleañera por Reyes es algo muy significativo. «Siempre he pensado que fui un buen regalo para mis padres ese día de Reyes y no cambiaría mi fecha de cumpleaños por nada, aunque es verdad que la gente te pregunta por eso siempre, y yo respondo que a mí me gusta hacerlos este día, que es doblemente especial y recibo muchos regalos», relata Corina.

Teresa recuerda los regalos tan bonitos que recibía de pequeña, como la cuna de madera, o la silla de paseo que le regaló su tío Luis y que jamás olvidará. Su sobrina destaca la fiesta sorpresa que le organizaron su familia y amigos en su 18 cumpleaños.

Una niña por Reyes

Mercedes Dionisio Dionisio llegó al mundo hace hoy 48 años. Sus padres ya tenían cuatro varones, y los Reyes Magos le trajeron a su niña. «Tantas veces me han repetido mis padres que fui su mejor regalo que para mí siempre ha sido una fecha muy bonita y especial», dice. De niña nunca le faltaron los regalos pero reconoce que «ya no es lo mismo y cada vez va habiendo menos pero siempre hay algunos», destaca.

Lo que sí asegura es que, al ser un día tan señalado, nadie se olvida de felicitarla. «A cualquiera que se lo dices se le graba en la memoria y todo el mundo te felicita ese día», apunta.

Eso mismo destaca Carlos Villa Serrano que hoy festeja 45 años. «A mí se me suelen olvidar algunos cumpleaños pero el mío todo el mundo lo recuerda», cuenta. Es el pequeño de nueve hermanos y reconoce que, aunque la familia era muy numerosa, siempre tenía regalos. «Mi mujer siempre me dice que uno por Reyes y otro por los años, no los agrupa», detalla. Este casareño se siente orgulloso de haber nacido el día de Reyes. «Lo suelo festejar con mi mujer y mis hijos, salimos a comer, y la verdad que es un día muy especial por partida doble y no lo cambiaría por nada», zanja.

Carlos Villa Serrano celebra hoy su 45 cumpleaños.
Carlos Villa Serrano celebra hoy su 45 cumpleaños. / CEDIDA

En las familias de los cumpleañeros el tradicional roscón de Reyes se mezcla también con las tartas. Hay quienes incluso le ponen velas al roscón. Con la doble celebración, el homenaje para el paladar es mucho mayor. «Es un día de mucha celebración desde muy temprano, siempre con la familia y amigos y al ser el último día de las fiestas navideñas es un buen momento para reunirnos todos y disfrutar de un buen roscón de Reyes y de tarta de cumpleaños», cuenta Prado Dionisio, que hoy celebra su 36 cumpleaños. La joven casareña destaca que también lo vive con mucha ilusión y siempre recibe regalos por ambos festejos.

Luis González que cumple hoy 60 años también recuerda que desde niño vivía este día de una forma doblemente especial. Era su cumpleaños, pero para más énfasis venían los Reyes a casa. Nunca han faltado los regalos, pero asegura que con el paso del tiempo es ahora cuando más recibe. «Lo celebramos todos juntos, es un día que pasamos en familia y es bonito», dice.

Otras casareñas recibieron un nombre de pila característico de este día de Reyes. Es el caso de la nonagenaria Melchora Vaca Velasco, vecina de la calle Sanguino, que hoy volverá a estar rodeada de sus hijos, nietos y biznietos por sus 92 primaveras. «Lo celebramos desde hace muchos años toda la familia y no falta la tarta de cumpleaños y ella lo vive con mucha ilusión», dice su hijo Matías.

Reyes González Maya también es casareña pero desde hace 32 años reside en Santiago del Campo. Su nombre es en honor a Sus Majestades y sus padres lo tuvieron fácil para elegir. «Según me ha contado siempre mi madre el nombre lo escogió la comadrona, así que lo celebro por partida triple porque son Reyes, es mi cumpleaños y también mi Santo», dice. Este día, en el que cumple 49 años, está rodeada de sus tres hijos y su nieto.

Sin duda, para estos casareños no hay mejor forma de celebrar el día de Reyes que soplando velas rodeados de familiares y amigos.