Algunos de los creadores de dibujos de la Asociación Garabato. / CEDIDA

Garabato, la asociación que regala sonrisas a los niños con cáncer

El colectivo puso en marcha el pasado año un taller de pintura en el Hospital Materno Infantil de Badajoz, y este mes firmará un convenio para crearlo en el Niño Jesús de Madrid

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Nada mejor que regalar sonrisas a niños que luchan a diario contra largas enfermedades. Eso es lo que la Asociación Proyecto Garabato realiza desde hace más de un año. El colectivo nació tras una visita que el vecino casareño Juan Carlos Terroso realizó a la Unidad de Oncología Pediátrica del Materno Infantil de Badajoz en el año 2017.

Inmerso en una zona con decenas de historias diferentes conoció de primera mano las inquietudes de los niños hospitalizados. A partir de ahí surge la idea de hacer más fácil las estancias a esos niños que tienen que vivir en un entorno hospitalario. Garabato se puso en marcha con un taller de pintura. «A partir de estos talleres intentamos que los niños mejoren la motricidad fomentando la creatividad. Cuando los niños se ponen manos a la obra, abren nuevos mundos en su interior y nos dan el privilegio de conocerlo. Para nosotros es un momento único de expresión y comunicación que nos encanta despertar integrando actividades plásticas en su rutina diaria», explica.

Pero la iniciativa fue más allá. Los dibujos que los propios niños ideaban y plasmaban dieron lugar a la creación de pijamas para ellos. Después llegaron las casacas para el personal sanitario. «Queríamos crear una complicidad de niños y enfermeros o médicos, que se vieran con la misma vestimenta y que a la vez es algo que les llena de ilusión verlas puestas porque ellos mismos son los que lo han creado con sus dibujos», expresa Terroso. Desde hace pocos meses se comercializan también zuecos y carcasas de móvil tras llegar a acuerdos con empresas. También crearon mascarillas que vendieron durante la pandemia. Es la única forma de recaudar fondos, ya que no cuentan con ayudas de instituciones públicas.

Arriba, una parte de la familia Garabajo. Abaja Juan Carlos Terroso con uno de los pequeños creadores, junto a los zuecos que están a la venta. / CEDIDA

En todas las creaciones son protagonistas los dibujos de los niños con cáncer. Aparecen pokemons, sirenas, dinosaurios, vacas, flores o arcoíris. Y todos destacan por su colorido. Julia Bermejo Ambrosio era una niña llena de vida, natural de la localidad de San Martín de Trevejo que falleció hace pocas semanas. Ella tenía todos los artículos creados por Garabato y en la que ella también participó. Dibujó un cielo rosa, con un sol, una nube y un arcoíris. Sus ganas de vivir quedaron plasmadas en esa creación que luce en el segundo estampado que vende Garabato.

Son numerosas las personas que apoyan a través de Garabato la lucha contra el cáncer infantil y que colaboran pintando también. Mantienen el lema 'Contra el cáncer infantil, Yo pinto'.

Convenio con el Hospital Niño Jesús de Madrid

El colectivo quiere ampliar su zona de actuación y este mes firmará un convenio de colaboración con el Hospital Niño Jesús de Madrid. Allí se pondrá en marcha un taller de pintura, para crear un nuevo estampado. Los fondos que surjan de la venta de los productos será destinado a investigación. También se formalizará un acuerdo con la empresa que regenta el restaurante del Materno Infantil de Badajoz para que los familiares puedan comer gratis en la cafetería. «Queremos dar también la posibilidad de pagar estancias cortas en hoteles porque hay familiares que han tenido que dormir en sus coches cuando las estancias son muy largas y no pueden costeárselo», indica.

Para 2022 se está organizando la primera Gala solidaria Garabato, que se celebrará en mayo en el Teatro López de Ayala de Badajoz. «En esa gala los niños presentarán sus creaciones», dice. Además, el 28 de mayo, el triatleta Francisco Barragán García colaborará con una 'Epic Trail' de 140 kilómetros. Se realizarán en una sola etapa, partirá desde el Materno Infantil de Badajoz y finalizará en Casar de Cáceres. Ambos eventos serán a beneficio de la lucha contra el cáncer infantil.

Las navidades están a la vuelta de la esquina y, sin duda, es un buen momento para regalar solidaridad y contribuir con una buena causa. Adquiriendo los productos de Garabato (a través de su web asociaciongarabato.es) se ayuda a la investigación del cáncer infantil y se da apoyo a familiares y enfermos. «En esta fechas también se puede regalar esperanza y sonrisas a todos los niños enfermos, y desde Garabato intentamos llegar al máximo número posible», precisa Terroso.