Reunión mantenida hoy en el Ayuntamiento. / L.C.G.

La Gerencia del Área de Salud de Cáceres escucha la petición de las familias casareñas por la falta de pediatra

Aseguran que el principal problema es que «no hay profesionales, no es por ahorrarnos contratos»

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

El gerente del Área de Salud de Cáceres, David Zambrano, se ha reunido esta mañana con la familia casareña que inició el proceso de firmas para solicitar un pediatra en la localidad de forma continuada. El encuentro ha tenido lugar en el Ayuntamiento, en presencia del alcalde, Rafael Pacheco, y de Noemí Samino, directora médica del área de Atención Primaria.

La familia ha expuesto la problemática existente, al no disponer de un pediatra a diario en el centro de salud, por la excedencia a la que se acogió la persona responsable de este puesto desde inicios del mes de marzo. Aunque se prevé que en la segunda quincena de mayo se incorpore, la familia ha expresado su temor a que esta situación perdure. «Si esa persona consigue una plaza en otro lugar, tendremos el mismo problema que hasta ahora», han manifestado.

Eso ha llevado a que desde hace días las familias casareñas, así como las de las localidades de Casas de Millán, Grimaldo y Cañaveral (que también requieren de atención pediátrica en la localidad) se hayan unido para recopilar el mayor número de firmas. Por el momento tienen agrupadas 1.200 firmas. «Faltan por recoger los listados de las tres localidades vecinas», asegura Tamara Blanco, vecina que ha promovido esta recogida.

En la reunión David Zambrano ha aclarado que «se trata de un problema generalizado a toda España por la falta de médicos, no es algo que ocurra sólo aquí, y entre el 40 y el 50% de los residentes que formamos deciden irse a otras ciudades por distintos motivos». Asimismo ha destacado que se van a realizar ofertas por el periodo mínimo de un año, y ha hecho alusión a que desde hace dos años el hospital de Cáceres cuenta con atención pediátrica las 24 horas del día.

Sobre la dificultad de encontrar sustitutos para Casar de Cáceres, Zambrano ha expresado sus disculpas indicando que «no es por ahorrarnos contratos, ni por disminuir el gasto, si no porque no hay profesionales y de ahí que surjan estas incidencias».

La familia casareña ha lanzado alguna propuesta, como la de derivar a los niños bebés a otros pediatras de Cáceres o de localidades próximas, para que puedan tener un seguimiento continuado en los primeros meses de vida. «La salud de nuestros hijos es primordial y tienen derecho a ello», han reiterado. Alrededor de 700 niños, de entre 0 y 14 años, de Casar de Cáceres, Cañaveral, Casas de Millán y Grimaldo requieren de este servicio.

La petición formal, con el documento en el que se incluye más del millar de firmas, se presentará a finales de esta semana en la gerencia del Área de Salud de Cáceres.