Participantes en la iniciativa solidaria. CEDIDA

Un grupo de amigos de 10 y 11 años promueve un mercadillo solidario

Recaudaron 340 euros que destinarán a los colectivos de Nupa y Menudos Corazones

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Un grupo de amigos casareños de 10 y 11 años han organizado un mercadillo solidario con el fin de recaudar fondos para ayudar a otros niños.

Ayer por la tarde salieron al Paseo de Extremadura para poner a la venta decenas de juguetes y peluches. En poco tan solo dos horas lograron recaudar 340 euros que donarán a las asociaciones Nupa y Menudos Corazones.

No es la primera vez que realizan este gesto solidario. La idea surgió de Elisa y Lucía antes de la pandemia. En aquel momento sacaron a la calle un stand para darle una segunda oportunidad a juguetes, peluches y libros que ya no usaban. Este año se han unido otros amigos a esta iniciativa. Violeta, María, Paula Borrella, Jimena, Paula Cantero, Julia y Mateo se mostraron también muy ilusionados por formar parte de este proyecto, con el que saben que aportarán su granito de arena a varias causas solidarias.

«Todos están muy concienciados porque tienen a dos amigos que pertenecen a estas asociaciones, Javier y Martín», resalta Sara Caballero, una de las madres que apoyó este acto.

Este verano, además, han dedicado su tiempo libre a elaborar pulseras de distintos materiales que también pusieron a la venta. «La idea es que vuelvan a repetir el mercadillo durante el mes de agosto», indica Caballero.

La respuesta de los vecinos casareños fue buena y muchos no dudaron en contribuir con esta iniciativa protagonizada por menores. «Tanto los niños como las familias estamos muy agradecidas a todas las personas que fueron a colaborar al puesto solidario», afirma.