Se incrementa en un 50% el IBI de las viviendas deshabitadas, y se suprime la tasa de vehículos de más de 25 años

Se incrementa en un 50% el IBI de las viviendas deshabitadas, y se suprime la tasa de vehículos de más de 25 años
Sesión plenaria ordinaria celebrada anoche. L.C.G.

El pleno del Ayuntamiento aprobó ayer la modificación de varias ordenanzas fiscales

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

El pleno del Ayuntamiento aprobó anoche modificaciones en algunas ordenanzas fiscales. Una de ellas es el gravamen del 50% que se aplicará a las viviendas deshabitadas, que no tengan consumo de luz y agua. De esta subida quedarán exentos quienes opten por poner en régimen de alquiler dicho inmueble. Para ello el Ayuntamiento propone crear una bolsa de alquiler, que ofrecería precios de mercado.

Con este incremento en el IBI se pretende dotar de uso a numerosas viviendas que se encuentran desocupadas, principalmente en el casco antiguo. También es una de las medidas para evitar que las aves se apoderen de estas viviendas y sus patios, un problema que cada vez afecta a más vecinos que soportan la suciedad que las palomas ocasionan en casas contiguas. «Queremos que las viviendas tengan la función social, que sean para vivir y sabemos que las casas vacías atraen a los pájaros y desde el Ayuntamiento pondremos los medios necesarios para dar soluciones a estos problemas», señaló el alcalde, Rafael Pacheco.

En la sesión ordinaria celebrada anoche también se aprobó el descuento del 75% en el impuesto del rodaje para los vehículos que sean híbridos y eléctricos, así como otros menos contaminantes.

Por otro lado, a los turismos, motocicletas y ciclomotores de más de 25 años, se le eximirá del pago de este impuesto anual. Sin embargo, los vehículos que se acojan a esta propuesta no podrán circular de forma habitual por la localidad, sino que deberán ser usados para salidas puntuales. Hasta ahora esta medida sólo se aplicaba a los vehículos de los asociados al Club Clásicos Casar, pero el Ayuntamiento lo hace extensible al resto de vehículos, sin necesidad de que formen parte de este colectivo.

A partir de ahora tampoco se cobrará por las compulsas y telefax en el Ayuntamiento. Esta exención del pago sólo será para los vecinos censados en la localidad y las empresas con domicilio social en Casar de Cáceres.

Igualmente se derogaron las antiguas ordenanzas de los pisos tutelados y del centro de día. En este caso el único cambio es el incremento en el servicio del transporte del centro de día, que pasará de 15 a 30 euros por usuario.

Sobre estas modificaciones, el portavoz del Grupo Popular, José Lorenzo Rocha, señaló que «se trata de un estacazo al bolsillo de los ciudadanos». En este sentido hizo alusión al gravamen que se aplicará a las personas que tengan una segunda vivienda «en la que han invertido sus ahorros y esta ordenanza es un atentado contra la propiedad privada porque habrá quienes por una cuestión personal no quiere ponerla en el mercado inmobiliario y se vea obligado a pagar más impuestos».

Sobre este asunto el alcalde manifestó que «si no se quiere alquilar la vivienda que esté deshabitada se tendrá pagar el incremento del 50% en el IBI».