Borrar
Las casareñas llamadas Prado acudieron a la cita de HOY CASAR para realizar fotografías de grupo. L.C.G.
María del Prado, el nombre más frecuente y popular en Casar de Cáceres

María del Prado, el nombre más frecuente y popular en Casar de Cáceres

Hay 76 mujeres censadas que tienen el mismo nombre que la patrona, mientras que en varones, Antonio es el más repetido

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 21 de diciembre 2020, 15:21

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Hoy Casar ha vuelto a hacer recuento. Esta vez, de los nombres más frecuentes de la localidad. Tomen nota del dato: hay 76 mujeres llamadas María del Prado (dos son Prado a secas) y 61 hombres con nombre de pila Antonio.

Estos nombres son los más populares, tras desgranar los datos del censo aportados por el Ayuntamiento a fecha 1 de diciembre de 2020. Hay que destacar que sólo se hace referencia a los residentes en el municipio ya que, por ejemplo, en el caso de las Prado la cifra se elevaría si se contabilizaran todas las existentes con raíces casareñas, pero que viven en otras ciudades.

La duda de si el nombre que lleva la patrona era el más numeroso en el municipio queda despejada. Lo es. Cuentan algunas casareñas que tienen hoy día entre 50 y 60 años que a la primera hija que nacía le solían poner María del Prado. Esa práctica se repetía en muchas familias, y todo por la devoción que le profesaban a la patrona. Lo denominan como un 'boom' de aquella época. «Hay muchísimas Prado y muchas Soledad que nacimos en aquellos años, en mi familia ese nombre se repite mucho», cuenta Prado Muñoz. A su hija la llamó Prado. Su hermana y su sobrina se llaman Soledad, y tiene primas y tías con esos nombres. «Cuando nací a mi madre y a mí nos tuvieron que hospitalizar, pero como todo salió bien en agradecimiento a la Virgen me pusieron Prado, aunque me iban a llamar Pilar», relata. La costumbre de bautizar a las niñas ha ido decayendo en la actualidad. «Ya es raro que los padres pongan a las niñas Prado o Soledad», apunta.

Un grupo de casareñas llamadas María del Prado, acudieron a la foto grupal convocada por HOY CASAR.
Un grupo de casareñas llamadas María del Prado, acudieron a la foto grupal convocada por HOY CASAR. L.c.g.

Mª del Prado Borrella Espada, de 61 años, también coincide con este pensamiento. «Solía ponerse, en casi todas las casas, María del Prado a la primera niña y a la siguiente María Soledad, era por devoción a las dos Vírgenes y como obligatorio en aquella época». Su hermana, precisamente, se llama Soledad. Como ellas, hay varias hermanas casareñas que coinciden con estos nombres. Aclara, además, que en algunos casos el nombre Prado no se pronuncia. «Hay a muchas mujeres a las que conocemos por Mari y son María del Prado», dice.

Una niña de 5 años, también María del Prado

La treintañera María del Prado Andrada señala que fue la quinta de la familia. «Mi madre estaba embarazada pero no sabía si yo sería niño o niña, me iba a poner María Soledad pero durante el embarazo pasó la Virgen del Prado en procesión por la calle El Santo, y le dijo que si tenía una hija la llamaría como a ella». Y así fue. Décadas después, decidió que su hija, de cinco años ya, se llamara como ella. «Me gusta mi nombre y decidí llamarla así, es un nombre que ya nadie pone, no conozco a ninguna niña de la edad de mi hija que se llame María del Prado», relata. Esta familia posee los nombres más populares de Casar. Casualmente, su padre y su hermano se llaman Antonio, que también lidera la lista de nombre más frecuente en la localidad (sucede lo mismo en España). María del Prado Fernández, de 41 años, recuerda la vez que visitó a la Virgen del Prado, también patrona de Talavera de la Reina. «Cuando estuve trabajando en Toledo fui a verla, y al entrar en su iglesia es curioso porque tiene también los dos monaguillos iguales que nuestro José Antonio».

mADRE E HIJA, AMBAS MARIA DEL PRADO, JUNTO A SU PADRE Y ABUELO ANTONIO. L.C.G.

El segundo nombre más frecuente es María, a secas. Así se llaman 58 mujeres. Pero lo llamativo es el número de veces que aparece este nombre de forma compuesta. Algo más de 700 personas, más en mujeres que en hombres, lo llevan de forma añadida.

El tercer puesto lo ocupan las María del Carmen. Son 39. Carmen, a secas, son otras 24. María Soledad es el cuarto nombre más común, también son 39, aunque otras seis son Soledad, y cuatro más Soledad María (aparecen también Inés Soledad o Emilia Soledad). Es otro de los nombres más comunes, en honor a la Virgen que viste con su manto negro.

Laura está en el quinto puesto de la lista, y así se llaman 35 vecinas, y tras ellas están las Lucía. Este nombre, que lidera el ránking de nombres más frecuentes de España, lo disfrutan 34 mujeres de la localidad.

Del séptimo al décimo puesto aparecen Mª Ángeles en 31 ocasiones, Cristina en 27, Antonia en 22 y Ana en 20 (este último nombre, de forma compuesta, aparece 35 veces más).

Antonio, el más numeroso

Los nombres más tradicionales de varones son los más comunes en Casar de Cáceres. Tras los Antonio están quienes se llaman Ángel. Este nombre lo llevan 56 vecinos, seguidos de los 52 José María. En el cuarto puesto de la lista está el nombre de David (49), y justo después Javier (45).

Empatan con 41 los Franciscos y Juanes. Pero despuntan los últimos porque de forma compuesta aparecen en otras 140 ocasiones. Hay 39 casareños que se llaman Jorge, 38 Jesús y otros 38 José Antonio (todos estos se repiten en decenas de ocasiones en nombres compuestos).

Al contrario que sucede con las mujeres, son escasos los nombres de varones que rinden homenaje a los patronos. A día de hoy sólo hay cuatro personas que se llaman Benito y dos que lo usan de nombre compuesto. También hay una Benita. Sólo dos se llaman Blas.

En estos tiempos que corren, frente a lo tradicional, prima lo más actual: Adriana, Aitana, Carla, Ares, Mara o Jara. Nada de llamar a la niña Agustina, Ascensión o Damiana. Ni al niño Gregorio, Jacinto o Rufino. Gusta más pronunciar los nombres de Hugo, Daniel o Raúl. Y es que el nombre de pila es una de las cuestiones que más suele preocupar a los padres, mucho antes incluso de ver la cara de sus hijos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios