Medio centenar de moteros asisten a la I Ruta Moto-Prado

La Peña Motera entregó un ramo de flores a la patrona casareña y rindió homenaje a representantes de varias empresas y colectivos

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

La Peña Motera Casareña organizó ayer su primera ruta Moto-Prado, en la que rindió homenaje a la patrona de los casareños. Alrededor de medio centenar de moteros integrantes de este colectivo participaron en este encuentro que se inició por la tarde con una ruta por los pueblos de Arroyo de la Luz, Navas del Madroño, Brozas y Garrovillas.

Durante el trayecto una de las participantes se salió de la carretera, aunque afortunadamente no se ocasionó daños, y se pudo incorporar al encuentro a última hora de la tarde. La directiva tenía todo preparado junto a la ermita de la Virgen para llevar a cabo un acto de homenaje.

En este encuentro estuvo presente el alcalde, Rafael Pacheco, quien destacó que «las cosas van mejor y se pueden hacer con normalidad», y destacó que en el municipio hay un solo caso activo por covid-19.

El presidente, Lorenzo Gómez, entregó una decena de trofeos a representantes de distintos colectivos, que durante el último año han desarrollado un papel importante. Destacó a los sanitarios, pero también a los numerosos empresarios y autónomos locales, entre ellos, representantes de queserías y comercios locales, así como del sector de la mensajería y la hostelería, y de la cooperativa Cooprado.

Algunos de los homenajeados que recibieron trofeos por parte del colectivo. / L.C.G.

En nombre del colectivo fue el casareño Christopher Díaz quien destacó el compañerismo y solidaridad «tanto en la carretera como fuera de ella» de los integrantes del colectivo. Se pidió por los fallecidos en la carretera y se pidió responsabilidad ante el virus.

Los moteros de mayor y menor edad, Damián González y María Cortés, fueron los encargados de entregar un gran ramo de flores a la Virgen del Prado. La intención es celebrar este encuentro con carácter anual, e incluir novedades en las siguientes ediciones.

El acto se desarrolló con la colaboración de voluntarios de Protección Civil y la Policía Local. Los moteros pasearon también por las calles del pueblo, ante la mirada de los vecinos. La jornada finalizó con una cena de convivencia.