El centro fue inaugurado en junio de 2019 y en él se han formado 24 jóvenes durante este tiempo. / CEDIDA

Los 23 menores acogidos en el centro TECUM serán trasladados a otras localidades

El centro del pantano viejo, gestionado por Meridianos con subvención de la Junta de Extremadura, cerrará sus puertas en breve

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

El centro Tecum de Casar de Cáceres cerrará sus puertas en las próximas semanas. Por el momento no hay una fecha concreta para que los 23 menores sin referente familiar, procedentes de Marruecos, que actualmente son acogidos y atendidos en este lugar sean trasladados a otras localidades.

La empresa Meridianos que desde el año 2019 se encarga de este programa ha trasladado a la Junta su intención de que el cierre del centro se produzca a finales de marzo, pero según ha precisado Guadalupe Llera, jefa del Servicio de Protección y Atención a la Infancia de la Dirección General de Sanidad y Servicios Sociales, «se producirá cuando todos los menores estén ubicados en sus nuevos lugares de residencia». De hecho, el contrato se formalizó por dos años y finalizaría a finales de junio.

Concretamente, cuatro niñas de entre 14 y 15 años irán al centro de menores de Trujillo, dos más a Villanueva de la Serena, y el resto de chicos con edades comprendidas entre los 16 y 19 años residirán en pisos de acogida, de Cáceres y Plasencia. Los menores han firmado un acuerdo de permanencia para seguir bajo la protección y tutela de la Junta.

Llera ha explicado que durante este tiempo la mayoría de los menores han adquirido la autonomía necesaria para pasar al dispositivo de sistema de protección y residir en hogares o pisos semiautónomos. «Los menores han superado las barreras del idioma, han sido formados, tienen más autonomía personal, se han formado e involucrado en actividades culturales y deportivas y están preparados para que se les pueda reintegrar en el sistema de protección de la Junta». Por ello, tras superar esta primera fase y alcanzar los objetivos marcados y la autonomía necesaria, los menores serán reubicados.

Llera ha manifestado a este diario que «Meridianos trasladó a la Junta la decisión de no continuar este programa a través de la subvención nominativa, sino mediante un contrato». Para ello sería necesario sacarlo a concurso público para que cualquier empresa pudiera optar a la gestión.

Desde Meridianos han expresado que «es cierto que la continuidad del Centro, como la de cualquier proyecto dependiente de fondos públicos, está lejos de ser asegurada en estos momentos».

El Ayuntamiento casareño tiene alquiladas a Meridianos las instalaciones del albergue del pantano viejo para el desarrollo de este programa.