Multitudinario recibimiento a la Virgen del Prado

La Virgen ha sido arropada por numerosos vecinos, y portada por hombres y mujeres. /L.C.G.
La Virgen ha sido arropada por numerosos vecinos, y portada por hombres y mujeres. / L.C.G.

La patrona ha llegado a la localidad con un traje nuevo donado por la familia Vidal Barrantes

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Una multitud ha dado la bienvenida hoy a la Virgen de Prado a su llegada a la localidad. El buen tiempo ha hecho que los casareños hayan salido a la calle para arropar a la patrona, que ha lucido un nuevo traje de color azul y dorado, donado por la familia Vidal Barrantes.

Pasadas las ocho de la tarde la Virgen ha llegado a la Ronda del Ejido del Santo, precedida por una veintena de caballistas de la asociación ecuestre que lleva su mismo nombre. Portaban el estandarte con la imagen de la patrona y tres banderas, y lucían sus mejores galas para esta ocasión. Los jinetes y amazonas han acompañado a la imagen desde La Encarnación. Tras ellos han desfilado los representantes de las distintas cofradías y hermandades, que han portado sus estandartes.

En el cortejo había un buen número de mujeres y niñas vestidas de refajo, y alguna de mantilla, así como niños con el traje típico extremeño. Todos han acompañado a la patrona y a la imagen de El Niño por la calle Larga Alta, Plaza de España y Avenida de la Constitución.

A las nueve la Virgen ha entrado, tras ser portada por hombres y mujeres, en la iglesia. El templo estaba repleto de gente, y el sacerdote Rafael Barra ha recibido a la patrona con dos 'Viva la Virgen del Prado', a la que los asistentes han respondido con la misma palabra. Mientras la Madre de los casareños desfilaba por el pasillo hasta el altar se ha cantado 'La Salve'.

En esta celebración se ha hecho la bendición del nuevo traje por parte del párroco Luis Vidal Arias. El mayordomo de la cofradía de la Virgen, Teodoro Barrantes, ha anunciado que el regalo procedía de una familia «humilde y trabajadora». Emocionados, durante el recorrido y también en el templo, se encontraba el matrimonio de Claudio Vidal y Felisa Barrantes, muy devotos de la Virgen. «Para él era un sueño regalarle el vestido», ha dicho su hija. Hoy ha visto cumplida esa promesa. Los trajes, tanto de la Virgen como del Niño, han sido elaborados por la modista Amadori Sanguino.

En este acto la directiva también ha dado las gracias a todas las cofradías y hermandades que cada año asisten a esta bienvenida, así como a los casareños que han arropado hoy a la Virgen. El sacerdote Rafael Barra ha hecho una mención especial a quienes hoy han portado a la Virgen en su traslado. El encuentro ha finalizado con el canto de 'Viva la Virgen nuestra patrona' y la entrega de flores por parte de los niños.

Mañana el obispo Francisco Cerro Chaves presidirá el primer día de novena, que comenzará a las 20.30 horas. Durante los próximos días la parroquia permanecerá abierta de 11.00 a 13.00 horas para que los devotos puedan acudir a rezar junto a la Virgen.