Dos niñas recaudan 300 euros en un mercadillo solidario a favor de NUPA

Elisa y Lucía, con su algunos integrantes de su grupo de amigos 'Los citotes'. /CEDIDA
Elisa y Lucía, con su algunos integrantes de su grupo de amigos 'Los citotes'. / CEDIDA

Pusieron a la venta juguetes de segunda mano a precios asequibles

Lucía Campón Gibello
LUCÍA CAMPÓN GIBELLO

Los niños casareños no dejan de promover iniciativas para recaudar fondos para distintas acciones solidarias. Hace dos meses tres niñas casareñas dedicaron su tiempo ocioso a vender abalorios y pompones de lana para la lucha contra el cáncer.

La pasada semana, otras dos niñas, Lucía De la Osa Carretero y Elsa Pérez Caballero, instalaron un mercadillo en el pabellón polideportivo para dar salida a numerosos juguetes de segunda mano, a precios muy asequibles. Tras dos horas de venta lograron recaudar 300 euros para la asociación NUPA, un colectivo que ayuda a niños con trasplante multivisceral y afectados de fallo intestinal y nutrición parenteral. De esta asociación forma parte un amigo de estas niñas, y animados por sus padres decidieron colaborar con esta causa.

«Damos las gracias a todas las personas que participaron con la entrega de juguetes y a quienes compraron o dieron donativos, y queremos expresar que las familias que forman parte de NUPA están muy agradecidas», señala Sara Caballero, madre de Elisa.

Además de ser una actividad solidaria, se consiguió dar una segunda oportunidad a muchos juguetes usados, que se vendieron a precios muy asequibles, entre los dos y los cinco euros.

Las familias de las pequeñas no descartan que sus hijas, en colaboración con su grupo de amigos de la peña 'Los citotes' repitan esta iniciativa en otra fecha, aún por concretar.